El presidente Nicolás Maduro dijo ayer que respaldaría a la Asamblea Constituyente (ANC) si esta decidiera disolver el Parlamento y convocar a una nueva elección para renovar este poder, como propuso la víspera uno de los miembros del foro chavista, aunque hizo votos para que esto “no sea necesario”.

Loading...

“Si la ANC, para enfrentar el golpe de Estado -que aseguró está en marcha contra su Gobierno-, la sedición y la ilegalidad” del Parlamento “decidiera en algún momento adelantar las elecciones, amén, iríamos todos a elecciones”, dijo el gobernante en una rueda de prensa con medios internacionales.

También le puede interesar: Cicpc capturó a cinco individuos involucrados en diversos delitos

Con todo, Maduro reiteró su llamado al diálogo para destrabar la crisis política y económica que atraviesa Venezuela, al tiempo que manifestó su deseo de que “no sea necesario” renovar el Legislativo antes de 2020, cuando corresponde por mandato constitucional, pese a que insistió en que “no está descartado” adelantar los comicios.

“Ojalá en Venezuela se impusiera la sensatez y el dialogo político”, añadió en relación al desconocimiento de la oposición al nuevo mandato de 6 años que Maduro jurará el jueves.

El constituyente Gerardo Márquez propuso ayer en la plenaria de la ANC, integrada por más de 500 redactores de una nueva Constitución, todos afines al chavismo y no reconocido por diversos Gobiernos del mundo, que el foro estudie “la posibilidad” de disolver el actual Parlamento y convocar nuevas elecciones para renovarlo antes del fin de 2019.

La propuesta, que ya fue rechazada por varios diputados opositores, fue recibida con aplausos y vivas en el foro chavista, pero no se aclaró si finalmente será considerada.

Maduro también dijo ayer que su Gobierno derrotará “todos los complots y planes conspirativos” que, asegura, prepara Estados Unidos junto a Gobiernos de la región para derrocarlo y echar por tierra a la llamada revolución bolivariana, en el poder desde 1999.
“Por la vía que nos toque derrotarlos, por las buenas o por las malas”, señaló.

UNA “ESTUPIDEZ” SIN EFECTO

Maduro consideró como una “estupidez” la medida dictada por Perú que le prohíbe a él y a los altos dirigentes de su Gobierno, así como a sus familiares, ingresar a ese país.

“Me parece que la decisión del Gobierno de Perú es una ridiculez, es una estupidez (…) no tiene ningún efecto”, dijo el mandatario durante una rueda de prensa con medios locales y extranjeros en Caracas.

“América Latina no está para prohibir la entrada de nadie ni hacer muros, está para dialogar, para que podamos circular libremente por nuestros países”, prosiguió.

Maduro indicó que su homólogo peruano, Martín Vizcarra, le ha “enviado mensajes con alguna gente” para manifestarle “que él respeta a Venezuela”.

“Si el presidente del Perú, que no me sé el nombre (…) ni cómo llegó a ser presidente del Perú, no lo conozco, (…) si el presidente del Perú, quisiera algún día conocer algo de Venezuela, debería haberme llamado, pudiéramos haber establecido un diálogo, pero no, ellos quieren imponerse”, sostuvo.

El ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Néstor Popolizio, afirmó el lunes que su país prohibirá el ingreso de los miembros vinculados al Gobierno venezolano, así como de sus familiares.

EFE

Loading...