El rey de Malasia, el sultán Muhammad V, renunció este domingo al trono por sorpresa y sin dar una razón tras dos años en este cargo rotatorio, según un breve comunicado del Palacio real. Todo esto para casarse con una hermosa mujer de 25 años llamada Oksana Voevodina, ex reina de belleza quien representó a Moscú hace algunos años.

Loading...

La Constitución establece que el rey, que ostenta el cargo de máximo jefe de las Fuerzas Armadas y cuya principal función es la de representar al país en actos oficiales, es nombrado cada cinco años entre los nueve sultanes de Malasia, de forma rotatoria. Sin embargo, Muhammad V renunció a su cargo mucho tiempo antes de que llegara el tiempo de su retiro.

También le puede interesar: Seis países latinoamericanos elegirán nuevos presidentes este 2019

Esta decisión sin precedentes, que tiene efecto de manera inmediata, llega después de que la semana pasada el monarca se reincorporara a su trabajo tras dos meses de baja en los que se ha sometido al tratamiento de una enfermedad que no ha sido revelada.

La sorpresiva abdicación puede tener que ver con el escándalo que ocasionó en su país el matrimonio en secreto con la ganadora de Miss Moscú en 2015, Oksana Voevodina. El sultán se casó con la modelo de 25 años en una ceremonia privada en noviembre pasado, en Moscú.

CÓMO SE CONOCIERON

Según detalló el Daily Mail, la pareja se conoció el mismo año de su coronación en el certamen de belleza y se vieron varias veces con mucha discreción en Europa, mientras ella trabajaba en la promoción de unos relojes de lujo.

Desde que se casaron, la modelo aceptó convertirse al islam y eliminó todas sus redes sociales en donde aparecía posando en muy poca ropa. Algo que debido a su nueva vida, no acalló el escándalo.

Muhammad V, de 49 años y que sucedió al “rajá” del estado de Kedah, Abdul Halim Muadzan, fue entronizado el 13 de diciembre de 2016. El sultán de Kelantan completó la carrera de estudios diplomáticos y estudios islámicos en 1991 en la ciudad británica de Oxford y trabajó a posterior para varias compañías europeas.

Nombrado en 2010 sultán de Kelantan, en el estado homónimo del norte del país, después de que su padre fuera incapacitado por problemas de salud, afrontó un difícil proceso sucesorio después de que uno de sus hermanos menores acudiera a los tribunales para protestar sobre el proceso.

El rey es visto por los musulmanes del país, que representan el 60% de los cerca de 28 millones de habitantes, como el patriarca de la etnia malaya, que es la mayoritaria.

La monarquía es electiva en Negeri Sembilan, mientras que en Perak el trono se lo reparten tres ramas de la familia real. En los demás estados, Kedah, Kelantan, Johor, Perlis, Pahang, Selangor y Terengganu, la corona es hereditaria.

Loading...