Costa Rica destaca potencial de Japón para exportar allí alimentos y bebidas

362

La Promotora de Comercio Exterior de Costa Rica (Procomer) destacó hoy el potencial de Japón como destino para la exportación de alimentos y bebidas de categorías como fortificados y funcionales, naturales, orgánicos o que sean una alternativa para las intolerancias.

El hallazgo forma parte del estudio “El mercado de alimentos en Japón”, realizado por la Promotora en el cual indica que este tipo de productos son altamente apreciados por los consumidores japoneses y representan una oportunidad para las empresas costarricenses interesadas en este mercado.

cortesía

Las actividades agrícolas en Japón tienen una participación mínima (1 por ciento) dentro de su estructura productiva, esto refleja una limitada producción agrícola y su dependencia externa, señala el estudio.

La excepción son los cultivos como el arroz con tasa de abastecimiento del 100 por ciento y en categorías como los vegetales que es del 80 por ciento (papas, calabazas y rábanos).

En el caso de frutas, el análisis reveló que en Japón hay una mayor dependencia de importaciones, al contar con una producción mínima, y la oferta local se limita a manzanas, peras y mandarinas.

Según los datos oficiales, Japón es el principal mercado para Costa Rica en Asia, y el socio número 12 a nivel mundial para un total de 176 millones de dólares en exportaciones en el 2017.

De ese total, el 80 por ciento correspondió al sector de equipo de precisión y médico, 10 por ciento agrícola, 5 por ciento a eléctrica y electrónica y un 3 por ciento a productos alimentarios.

“Esto refleja la necesidad de diversificar la oferta exportable y tomar en cuenta el valor agregado para conquistar los paladares de este mercado”, cita el estudio de la Promotora de Comercio.

Entre algunas sugerencias para negociar con compradores japoneses, las autoridades recomiendan a los empresarios costarricenses mantener la estabilidad en la calidad del producto, tamaño, textura y nivel de servicio que son vitales para mantener la relación de negocios.

Además de contar con una diferenciación, ya que el 60 por ciento de los alimentos de Japón son importados, lo que refleja el alto nivel de competencia en el mercado y para ingresar se debe tener muy clara la propuesta valor del producto.

Otra de las recomendaciones es contar con una buena relación precio-calidad y ser capaz de llegar en un tiempo que garantice la frescura del producto para competir con opciones locales.

Datos divulgados por Procomer revelan que en 2017 el mercado mundial de alimentos diferenciados alcanzó los 50,5 millones de dólares, donde la mayor participación la tiene la categoría natural con un 52 por ciento en el segmento de alimentos, con un dinamismo de 2 por ciento.

Japón es el décimo país más poblado del mundo y el más envejecido. Cuenta con una población de 126 millones de personas y una edad media alta, es el primer país en registrar un decrecimiento poblacional (-1 por ciento en 2015), sin estar atravesando por un periodo de guerra o epidemias.EFE