1 de enero de 2008 entró en vigencia la reconversión monetaria. Esta acción fue tomada por el presidente de la República, Hugo Chávez Frías, en conjunto con el Banco Central de Venezuela a objeto de establecer una nueva denominación en el cono monetario del país, debido a que los ajustes constantes tuvieron como consecuencia que se elevara las cifras en los cálculos económicos.

Loading...

También le puede interesar: EN GRÁFICAS – El mundo comenzó a recibir al 2019…

La reconversión monetaria significó el cambio de la denominación, diseño y valuación del circulante en el país. A partir del 1° de enero de 2008, la unidad monetaria (1 Bs.) sería el equivale a un mil bolívares (1.000 Bs) vigentes hasta el 31 de diciembre de 2007. En consecuencia, todo importe expresado en moneda nacional antes de la citada fecha, debió ser convertido a la nueva unidad, dividiendo entre 1.000.

El Decreto con Rango, Valor y Fuerza de Ley de Reconversión Monetaria, publicado en Gaceta Oficial N° 38.617 de fecha 1° de febrero de 2007 estableció que esta era acción neutra; es decir que no produjo alteración del valor de los bienes, servicios, créditos y deudas, cualquiera que sea su naturaleza.

A partir de la entrada en vigencia de la Reconversión Monetaria, una nueva familia de Billetes y Monedas entró en circulación; sin embargo, hasta el 31 de diciembre de 2011 circularon en conjunto la nueva familia de billetes y monedas creada a partir de la resolución y la antigua con las denominaciones anteriores.

Una de las disposiciones transitorias del proceso de reconversión monetaria fue la utilización de la expresión “Bolívar Fuerte”, representada como “Bs F”; esto para diferenciar las cantidades de la denominación anterior. El Banco Central de Venezuela (BCV) estableció el tiempo en el cual se utilizaría este expresión.

Loading...