CACIQUE

El insólito caso ocurrió en el condado de Devon, en Inglaterra, donde un juez le concedió la libertad a un adolescente de 18 años que fue acusado de abusar sexualmente de varios menores de edad de su misma localidad.

Loading...

Los repudiables casos de agresión y violación hacia dos hermanos ocurrieron entre el 2013 y el 2014, periodo en el que fueron atacados en repetidas ocasiones por el adolescente, así lo informó el diario local Daily Mail. Al parecer los delitos ocurrieron en un periodo de nueve meses entre estos dos años, cuando las víctimas (niño y niña) tenían tan sólo ocho y cinco años.

También le puede interesar: El papa Francisco asegura que “la política no está reservada solo a los gobernantes”

Según las investigaciones, el agresor era cercano a la familia perjudicada, tanto así que iba a su casa y le permitían jugar con los dos pequeños. El violador que en ese momento era un menor de edad, le hacía creer a los niños que jugaban al ‘asesinato en la oscuridad’, y así accedía carnalmente a ellos.

Todo salió a la luz luego de que el niño tras estar en una clase sexual en su colegio, le contó a su madre lo que este joven le hacía a él y a su hermana. El tribunal solo logró probar catorce ocasiones de agresión, pero este niño cuenta que fue atacado “aproximadamente setenta veces”.

“Se trata de alguien que incitó a mi hija de cinco años, que creía en el hada de los dientes, a practicar actos sexuales y mantenerlo en secreto”, sentenció la progenitora de las víctima.

El joven, de ahora 18 años, terminó reconociendo sus actos y el pasado 14 de agosto un juez le dio sentencia de prisión contra él, y lo obligaron a registrarse durante cinco años en el registro de delincuentes sexuales que opera en el Reino Unido.

La familia se sintió aliviada con la condena emitida por este primer juez, pero todo el proceso legal se derrumbó luego de que el pasado 7 de septiembre todos los cargos fueren anulados. Según cuenta el medio británico, otro juez aceptó una apelación del acusado basándose en su edad para el momento, la falta de reincidencia en los últimos cinco años y su “vulnerabilidad en una prisión para adultos”.

“Le arrebató su inocencia, los dejó con un trauma de por vida y cumple tres semanas en prisión. No tiene sentido”, dijo la madre, citada por el medio.

La incertidumbre se ha tomado la familia de los dos menores ya que la familia del agresor sigue viviendo muy cerca. “Fue liberado de inmediato el viernes, y estuvo en una fiesta el sábado por la noche”, declaró la madre al medio local.

Loading...