Dos menores, un hermano y una hermana, fueron rescatados en México de una secta judía que los había secuestrado de su hogar en la localidad de Woodridge, estado de Nueva York, EE.UU., el pasado 8 de diciembre.

Loading...

Chaim Teller, de 12 años, y su hermana Yante Teller, de 14, fueron encontrados por las autoridades en la municipalidad de Tenango del Aire, unos 40 kilómetros al sur de la Ciudad de México.

También le puede interesar: Cielos despejados y temperatura estable se prevé para hoy 1er de enero

Cuatro miembros del grupo Lev Tahor, una polémica secta judía ultra ortodoxa asentada en Guatemala, fueron detenidos y acusados de doble secuestro.

Entre ellos se encuentra el líder de la secta, Nachman Helbrans, cuya hermana es la madre de los dos menores.

Hace mes y medio, ella había logrado fugarse con sus dos hijos del campamento del grupo en Guatemala denunciando el “extremismo” de la secta y fue quien alertó a las autoridades del secuestro.

La policía estatal de Nueva York trabajó en colaboración con sus homólogos en México para dar con los responsables.

“Los acusados estuvieron involucrados en un aterrador secuestro de dos menores en medio de la noche y en el cruce de la frontera con los niños hacia México”, declaró el fiscal estadounidense Geoffrey S. Berman.

El objetivo era llevarlos de vuelta a Guatemala.

Añadió que los niños fueron rescatados después de una búsqueda coordinada de tres semanas y que en proceso de ser reunidos con su madre.

Nachman Helbrans y otros dos sospechosos, Mayer Rosner y Jacob Rosner, fueron deportados de México el jueves y arrestados tan pronto aterrizaron en EE.UU.

El cuarto acusado, Aron Rosner, fue arrestado por el FBI en Brooklyn, Nueva York, el 23 de diciembre, implicado en la financiación del controvertido grupo religioso.

De ser encontrados culpables, los cuatro podrían enfrentar penas de cadena perpetua.
Acusaciones

El Lev Tahor se desprende de una secta antisionista jaredí y su nombre en hebreo significa “corazón puro”.

Sus miembros practican una forma rigurosa del judaísmo ortodoxo, rechazando la tecnología y observando un estricto código de vestimenta. Las mujeres, por ejemplo, deben estar cubiertas con un manto negro de pies a cabeza.

Su postura antisionista viene por el temor de que la fe judía sea reemplazada por el nacionalismo secular en el estado de Israel.

A través de los años, las secta ha sido objeto de varios reportajes que alegan abuso físico, sexual y emocional de menores.

El grupo fue fundado en los años 80 del pasado siglo en Jerusalén por Shlomo Helbrans -el padre de Nachman- pero en la siguiente década lo reubicó en Brooklyn, Nueva York.

Allí, Shlomo Helbrans fue arrestado por el secuestro de un niño cuyos padres lo acusaron de lavarle el cerebro.

Helbrans fue condenado a dos años de cárcel y, tras su liberación, deportado a Israel en 2000.

Unos años después trasladó a su secta en Quebec, Canadá, donde otra vez enfrentaron acusaciones de abuso de menores y de forzar matrimonios infantiles.

Tras los problemas en Canadá, los miembros del grupo se asentaron en Guatemala, en la localidad remota de San Juan La Laguna. Allí entraron en conflicto con los habitantes indígenas locales, quienes los acusaron de descuidar a sus niños y de no integrarse en la comunidad.

Loading...