Wilson Contreras y Gleyber Torres acompañaron a Criollitos de Venezuela

Las instalaciones del polideportivo Chucho Ramos de San Luis, de la ciudad de Caracas, sirvió de sede para que los líderes Maltín Polar, Gleyber Torres y Wilson Contreras, compartieran en una clínica deportiva con los niños de los Criollitos de Venezuela, esto con el objetivo de impulsar el desarrollo deportivo de los prospectos.

También te puede interesar: Berhalter: EEUU tiene potencial, pero necesita guía

Los Grandeligas Gleyber Torres y Wilson Contreras, en compañía de Carlos Martínez, gerente de mercadeo deportivo de Empresas Polar

En esta clínica los grandeligas compartieron con 20 jóvenes de 10 y 11 años de edad, a quienes les relataron sus experiencias en las mayores y aprovecharon la oportunidad para enseñarle técnicas para ser mejores jugadores de béisbol.

Por su parte, Carlos Martínez, gerente de mercadeo deportivo de Empresas Polar, manifestó que estos encuentros sirven de apoyo e impulso al deporte menor, “Wilson Contreras y Gleyber Torres son dos jugadores que además complementan sus jóvenes y exitosas carreras con un compromiso social admirable”.

Destacó además que estas actividades son parte de la plataforma que tiene la marca con los jugadores para estrechar la relación con los pequeños, “se realizó un juego amistoso donde los grandeligas fueron los coach de los pequeños, con la finalidad de que los pequeños contaran con la posibilidad de ver de cerca a los jugadores y aprender de sus tácticas y estrategias”.

WILSON CONTRERAS

El receptor venezolano nativo de Puerto Cabello estado Carabobo y jugador del equipo en las Mayores, los Cachorros de Chicago, Wilson Contreras, resaltó que este tipo de actividades lo llenaba de alegría ya que lo hacía revivir momentos de su niñez, “por segundo año consecutivo estamos aquí, contento de compartir con los fanáticos venezolanos y estos pequeños que representan el futuro del béisbol”.

Asimismo hizo mención a lo grato de trabajar con estos jóvenes peloteros que lo hacen devolver a su infancia, “a esa edad empezó mi sueño de ser un grandeligas y líder Maltin Polar, estas oportunidades me permiten divertirme junto a grandes talentos los cuales espero lleguen a las mayores”.

Wilson Contreras aconsejo a los pequeños peloteros durante el amistoso

De igual forma, el careta de los Cachorros de Chicago destacó que para el desarrollo de los atletas es muy importante contar con el apoyo de la familia, “la familia es lo principal, para mí siempre han sido de gran apoyo y ellos se han mantenido unidos, salí de un barrio pobre y ellos me dieron los mejor que pudieron acompañada de una excelente educación y valores”.

Contreras aprovecho la oportunidad para mandarle un mensaje a todos aquellos pequeños que se esfuerzan para lograr un futuro en el béisbol, “mi mensaje es que siempre sueñen en grandes y escuchen a sus padres ya que ellos siempre van a querer lo mejor para nosotros, deben trabajar fuerte ya que no es fácil llegar a un país donde no conoces el idioma pero nada es imposible, si yo lo logre y lo logro Gleyber entonces cualquiera de ellos puede hacerlo siempre y cuando trabajando duro, los venezolanos jugamos con la cabeza caliente en el sentido de la emoción y dejamos todo en el campo, cuando se juega con el corazón no se tiene más nada que demostrar”.

GLEYBER TORRES

El camarero de los Yankees de Nueva York, Gleyber Torres, quien debutó este año en las Grandes Ligas como defensor de la segunda base, además de lograr brillantes números se incorpora al equipo de Líderes Maltín Polar, indicó que estas actividades lo hacen viajar a su niñez.

“Esta iniciativa es muy importante para el desarrollo de los niños, mis inicios fueron en este estadio y no tenía idea de donde iba a llegar pero ahora que soy grandeligas agradezco que me permitan este tipo de oportunidad donde estoy abierto a brindarle mi mejor consejo de mis vivencias a los pequeños”.

Gleyber Torres compartió con los pequeños de Criollitos de Venezuela

Además precisó que este tipo de experiencias son gratas y gratificantes, “verle la sonrisa a los niños nos llena de orgullo, a pesar de los sacrificios pienso que lo principal es estar enfocado y seguir consejo, todavía sigo aprendiendo y mejorando cada día”.

Para Torres el Chucho Ramos le trae recuerdo ya que de pequeño jugando en el mismo le partieron la nariz, “dure como 10 días sin jugar béisbol y estar con estos pequeños me hizo recordar este momento, en mi estadía en Venezuela me he dado cuenta que existe mucho talento y espero que todos puedan llegar a las Grandes Ligar para seguir dejando el país bien en alto”.

Por último, resaltó que continua añorando jugar con los Leones del Caracas, “el festival Pepsi fue mi primera vez bateando en El Universitario lo que me lleno de alegría, las esperanzas no se pierden y siempre he querido jugar en mi tierra, de pequeño no tuve la oportunidad de convivir con grandeligas y por eso quiero que los pequeños me vean como un jugador más que viene a disfrutar un momento agradable con ellos”.

MÓNICA GOITIA | elsiglo
fotos | JOSÉ RAMÓN GONZÁLEZ

Loading...