Peores hackeos informáticos de la historia

Loading...

El viernes 30 de noviembre Marriott, la cadena de hoteles más grande del mundo, sufrió un ataque informático sin precedentes. Y aunque no fue la peor violación de datos de la historia, figura en la lista de las más graves por número de afectados.

Marriott informó que los hackers accedían a información de sus clientes desde 2014.

El ataque afectó a una base de datos de reservas de 500 millones de clientes de su división Starwood, la cual cuenta con marcas internacionales como Le Méridien o Sheraton.

En esa base, a la que accedió un hacker desconocido, había información “combinada” que incluía detalles como nombres, direcciones, teléfonos, cuentas de email, números de pasaporte, horas de entrada y salida al hotel e incluso información cifrada de tarjetas de crédito (esto último solo en algunos casos).

Marriott dice que los hackers “copiaron y encriptaron información” de al menos 327 millones de personas que figuraban en esa base de datos y que tuvieron acceso no autorizado a ella desde 2014.

Meses antes, en agosto de 2013, se había producido el hasta ahora mayor hackeo corporativo del que se tiene constancia: el ataque masivo a Yahoo, que afectó a unos 3.000 millones de cuentas.

Yahoo: los dos mayores ataques de la historia

La compañía, que fue vendida a Verizon en julio de 2016, admitió en 2017 que el hackeo fue mayor de lo que pensaba, pues alcanzó a toda la plataforma digital y no sola a una parte de ella.

En un comunicado oficial, Oath, la división de Verizon encargada de Yahoo, dijo en aquel momento que todas las cuentas de sus clientes se habían visto afectadas. Los hackers obtuvieron preguntas de seguridad y direcciones de email usadas para restablecer contraseñas.

Pero poco más tarde, la empresa fue de nuevo víctima de los hackers. En diciembre de 2014, una filtración de datos a gran escala dejó expuestas al menos a 500 millones de cuentas (se supo públicamente en 2016).

En esa ocasión, se comprometieron nombres, direcciones de e-mail, números de teléfono, contraseñas y, en algunos casos, preguntas de seguridad. El Departamento de Justicia de Estados Unidos culpó a cuatro individuos rusos.

Fuente: BBC

Loading...