Mujeres NoMo, otra manera de ver las cosas

Loading...

Cada día más mujeres abogan por no tener hijos. Es una decisión cada vez más habitual para la mujer moderna, que ha colocado en el centro del debate la idea de las mujeres NoMo. Son mujeres que alzan la voz para defender su decisión de no ser madres y que, en muchos casos, cuentan con menos dificultades para progresar en su carrera profesional. Todas ellas constituyen la llamada Generación NoMo (Not Mothers).

También le puede interesar: ¿Cómo controlar tus sueños?

Se trata de un término que se ha popularizado por la asociación británica Gateway Woman, que defiende los derechos de las mujeres y su libertad a ser o no madres, reclamando “el respeto de una sociedad instalada en la absurda creencia de que una mujer debe dar a la luz al menos una vez en su vida”. La fundadora de esta asociación es Jody Day, autora del libro Rocking The Life Unexpected, popularmente conocido como “la biblia de las mujeres”, que en 2013 lideró las listas de ventas de Amazon.

El texto se dirige al 47% de mujeres entre 15 y 44 que no tienen hijos, según estadísticas oficiales. Day ofrece un retrato detallado de la realidad a la que se exponen las mujeres NoMo: “Lo que ocurre en la vida de esas mujeres es mucho más complejo de lo que parece, pues no siempre se trata de una decisión propia o una cuestión biológica. Hay mucho más”.

La autora para acuñar este término se basa en su propia experiencia. Cuando cumplió 40 años se dio cuenta de que nunca sería madre, lo que le produjo no pocos quebraderos de cabeza. “La vida que siempre había esperado no existía, pero poco a poco me di cuenta de que no estaba sola”, asegura. En el libro ofrece pautas para desdramatizar una situación que, según ella, en ocasiones puede resultar algo complicada. “Cuando dejó de importarme la idea arquetípica de la familia con el adosado y el perro, salí adelante”, dice. Su objetivo de ayudar a otras mujeres NoMo se sustenta en una historia personal de insatisfacción y desesperanza, pero no todas las representantes de la Generación NoMo proceden de una odisea emocional como la de Day. De hecho, las iniciativas de la asociación Gateway Women no sólo se centran en ofrecer asistencia psicológica a esas mujeres, sino que tratan de destacar la alegría de vivir con arreglo a esa condición.

Son muchas las famosas de Hollywood que han confesado recientemente su deseo de unirse a la Generación Nomo. Y lo han hecho sin complejos. Actrices como Helen Mirren, Jenifer Anistorn o Cameron Díaz han expresado a la prensa reiteradas veces su deseo de no tener hijos. “Tengo una vida genial en muchos sentidos precisamente por no tener hijos. Es sólo una opción”, comentó Cameron Diaz en una entrevista. En España, Maribel Verdú también ha expresado que no quería ser madre “ni en un futuro cercano ni a largo plazo”.

 

La generación NoMo, un avance más para la mujer moderna

La presión que ejerce la sociedad sobre las mujeres NoMo para que sean madres es un hecho palpable aún hoy en día. La maternidad como una ley natural y no como la decisión individual de la mujer moderna ha revolucionado a un segmento de la población femenina. “El nivel de madurez y de empoderamiento de una sociedad se mide en parte por su capacidad de elegir libremente”, nos explica Nohemí Hervada, asesora de maternidad y experta del Consejo Internacional de Womenalia.com. En este caso concreto se trata de un ejercicio de honestidad, ya que si hay mujeres NoMo que no sienten deseo de ser madres, no deberían tenerlos. “Veo a menudo muchas mujeres que creen que hay que tener hijos porque sí, sin pararse a pensar las implicaciones de ser madre. Esta falta de conciencia genera luego maternidades no gozosas. Desde el punto de vista biológico, para el bebé la madre es vital. Es tan importante que la madre se implique al 100% en su cuidado los primeros meses de vida que si hay mujeres que no quieren, o no les apetece, o no están dispuestas, lo honesto y lo consecuente es no hacerlo”.

Es cierto que los hijos son una alegría inmensa, pero debemos respetar a aquellas mujeres que no quieran tenerlos y deseen continuar con su carrera profesional para conseguir aquellos ascensos que tanto tiempo llevan buscando. Del estilo de la mujer moderna nace así una nueva generación de que huye de los estereotipos y rehúsan convertirse en madres, se alejan de las normas sociales y, sobre todo, de los niños.

Para Nohemí, “vivimos en una sociedad mediática, donde aspiramos a ser aquello que vemos que triunfa. Y el modelo de mujer que triunfa hoy es mayoritariamente el de la mujer que renuncia a su faceta más maternal, incluso a veces aún, a la más femenina, para conseguir llegar a roles antes reservados a los hombres”. En ese sentido la sociedad ve este modelo con buenos ojos porque responde al sistema instaurado adultocéntrico y de respuesta inmediata al deseo de un grupo influyente. “El problema de fondo es querer ser otra cosa diferente a la que somos”. Nuestra experta nos deja la siguiente reflexión: si nuestra sociedad valorara el maternaje y no penalizara a las mujeres por ser madres, si de verdad este trabajo del cuidado fuera reconocido y valorado, si los derechos de los bebés y niños (y de sus madres) fueran tenidos en cuenta, si hubiera otros modelos de éxito que no excluyeran a las mujeres que crían hijos… ¿habría tantas mujeres NoMo? Sinceramente creo que no”.

La Generación NoMo, por lo tanto, reclama “el respeto de una sociedad instalada en la absurda creencia de que una mujer moderna debe dar a la luz al menos una vez en su vida”. Puede tratarse de una decisión personal, un asunto de pareja, una cuestión biológica o la ausencia de un instinto maternal que no todas tenemos por qué tener. Nosotras creemos que la decisión de la maternidad es propia de cada mujer y que ya es hora de que la sociedad acepte la libertad individual de cada una. Y vosotras, ¿qué pensáis de la Generación NoMo?

 

Womenalia

Loading...