Calle Rivas de La Victoria sumida en el abandono

Loading...

Tras más de cincuenta años formando parte del centro de la ciudad de La Victoria, los habitantes de la calle Rivas claman insistentemente que se lleven a cabo trabajos de asfaltado en la vía y que se instalen y arreglen las redes de alumbrado público, para que de esa manera mejoren su calidad de vida.

También le puede interesar: Tomada por la cultura la plaza Bolívar de La Otra Banda

imagen referencial

Entre huecos, basura y a oscuras viven los residentes del lugar, quienes aseguraron pasar “calamidades” en materia de inseguridad, generadas por la falta de iluminación.
“En esta zona debemos resguardarnos cuando se esconde el sol, ya que la oscuridad sirve de guarida para sujetos, que buscan perpetrar sus delitos y tomar por sorpresa a los más inocentes que salgan a hacer cualquier cosa o pase cuando vayan a sus residencias en la zona norte de la ciudad”, dijo Carol Requena.

Igualmente, los residentes de la zona señalaron que en el lugar nunca desde hace más de cinco años se han realizado programas de asfaltado, por ende ellos mismos han debido trabajar las carreteras, para de esa manera poder desenvolverse con más fluidez ante cualquier acontecimiento que se presente.

“Las familias que vivimos en esta calle nos las vemos negras para poder salir con nuestros vehículos, ya que más son las veces que se dañan por los huecos que las que nos sirven como medio de comodidad. Hemos optado por salir a pie y sin embargo nos caemos. Reír para no llorar”, manifestó José Quintana.

Por otro lado, en el sitio también comentaron tener inconvenientes con otros servicios públicos, como el sistema de bombeo de agua por tubería, la cual no llega constantemente, por lo que se han visto obligados a dirigirse a tomas de agua cercanas para poder obtener un poco del vital líquido que funcione para realizar sus quehaceres.

Ante estos hechos los afectados hacen un llamado a los entes competentes a que vengan a la calle Rivas y conversen con los vecinos de la comunidad, para que de esa forma tengan conocimiento de las dificultades que los aquejan y así puedan buscar soluciones que vayan en pro de su bienestar.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...