La deforestación ha causado la perdida del 60% de animales salvajes en solo cinco décadas

Loading...

Las poblaciones de vida silvestre disminuyeron en todo el mundo en un promedio del 60 % desde 1970 y la pérdida de hábitat es la principal causa, según los conservacionistas. Se necesita un “acuerdo global” similar al acuerdo de París para abordar el cambio climático para proteger a los animales, según el Informe Planeta Vivo 2018 compilado por la Sociedad Zoológica de Londres y la organización benéfica de conservación WWF.

También le puede interesar: Hallan en Argentina restos de una nueva especie de dinosaurio saurópodo

El hombre está terminando con los animales

El último informe de WWF reveló cuán rápidos son estos cambios, calculando que la abundancia de la población de mamíferos, aves, reptiles, anfibios y peces disminuyó en más de la mitad en menos de 50 años.

El informe atribuye las disminuciones a la pérdida de hábitat, la contaminación, cambio climático, sobreexplotación y la propagación de especies y enfermedades invasoras, subrayando las preocupaciones de los ambientalistas de que la actividad humana está teniendo un alto costo.

Por su parte, Marco Lambertini, director general de WWF, también expresó:

La medición del daño

Desde 1970 hasta 2014, el tamaño de la población de vertebrados se redujo en un 60%, mientras que las poblaciones de agua dulce se redujeron en un 83%.

Además de los animales, la actividad humana también ha afectado gravemente los hábitats y los recursos naturales de los que dependen la vida silvestre y la humanidad, como océanos, bosques, arrecifes de coral, humedales y manglares.

“No puede haber un futuro saludable, feliz y próspero para las personas en un planeta con un clima desestabilizado, océanos y ríos agotados, tierras degradadas y bosques vacíos”, expresó Marco Lambertini.

El informe estimó que la Tierra ha perdido aproximadamente la mitad de sus corales de aguas someras en los últimos 30 años, y que el 20% de la Amazonía ha desaparecido en sólo 50 años.

De acuerdo con la investigación , la humanidad y la forma en que nos alimentamos y financiamos nuestras sociedades y economías está impulsando el colapso de la naturaleza y los servicios que nos dan sustento.

A muchos de nosotros nos resulta difícil comprender el ritmo real de disminución que ocurre en el mundo natural. Pero para Sir David Attenborough –– científico británico y uno de los divulgadores naturalistas más conocidos de la televisión ––, la situación es muy clara ya que a lo largo de su carrera lo ha presenciado de primera mano, y llama a los humanos una plaga en la tierra: encapsula en pocas palabras la destrucción generalizada de la que somos responsables.

Loading...