Electrocutadas dos mujeres y diez heridos por caída de tendido eléctrico

Loading...

En la calle El Ambulatorio del sector El Silencio, en la población de Magdaleno del municipio Ezequiel Zamora, más de mil habitantes de la zona vivieron momentos de nerviosismo, pánico, terror, angustia y desespero durante la tarde del sábado luego que estallaran unos transformadores y cayeran además varias guayas de alta tensión en varias residencias dejando como resultado un saldo de dos personas fallecidas, màs10 heridos y 70 personas afectadas.

También le puede interesar: PoliCarabobo desmanteló banda delictiva “Los Galponeros” en Colinas de La Guacamaya

La comunidad de El Silencio manifestó a la prensa que lo sucedido a eso de las 6:00 de la tarde del sábado era una tragedia anunciada puesto que en varias ocasiones se habría generado irregularidades en los transformadores (estallidos) en el momento que caían las fuertes vaguadas.

“Nosotros nos dirigimos en varias oportunidades a la sede de Corporelec denunciando la grave problemática, sin embargo, el personal hacía caso omiso. Hace unos meses una mujer en el sector Las Tablitas falleció a causa de que las guayas eléctricas cayeron en su residencia y a pesar de esto los autoridades hicieron caso omiso, hoy ocurre otra desgracia”, dijo una de las habitantes, quien para el momento estaba a las afuera del ambulatorio de la zona sitio donde se encontraba los familiares de los fallecidos.

Posteriormente, los reporteros abordaron a uno de los familiares de los infortunados de manera de conocer lo sucedido conversando con Oriana Capote hermana de la hoy occisa Anyeli Mendoza (31), quien hoy dejó en orfandad una pequeña de dos años de edad y una adolescente tras recibir una fuerte descarga eléctrica dentro de su residencia.

Oriana contó que su hermana se encontraba dentro de la casa con la criatura mientras que la adolescente visitaba unas amistades, cuando de pronto comenzó a llover. La mujer sin saber lo que sucedería tomo al chiquillo para bañarlo pero luego escuchó un fuerte estruendo en las laminas de zinc de su humilde casa decidiendo correr para bajar la cuchilla, pero cuando se disponía a bajar los breques recibió la fuerte descarga eléctrica “ella caminó unos pocos pasos cayendo en el patio de la humilde viviendas, el bebe se salvó de milagro”, dijo.

Mientras que la otra victima fue identificada como; Deisy Lisbeth Salazar Guevara (46) ama de casa. Su hija relató que su madre residía en la calle Negro Pimero pero que aquel día decidió visitar a su madre en el sector El Silencio para manifestarle que de ahora en adelante la visitaría con más concurrencia.

Deisy compartía con su hermana Miriam Salazar y su madre en el porche de la casa cuando cayeron las líneas eléctricas en el techados de Zinc, por lo tanto las dos damas entraron a la morada para bajar las cuchillas indicándole a la progenitora se quedara afuera con los niños, recibiendo las mujeres la descarga.

Estas fueron trasladadas al centro medico pero Deisy falleció, mientras que su hermana ya esta fuera de peligro. Otras personas también resultaron con quemaduras algunas fueron referidas al Hospital Central de Maracay y demás al Seguro de La Ovallera. “ella era una mujer tranquila todos los días se sentaba a fuera de su casa, es lamentable su perdida”, manifestó una conocida.

Elizabeth también contó su momento de angustia: “Yo estaba en la cocina con mi esposo de nombre Ramón Monte Negro cuando veo que comenzaba a torcerse producto de la electricidad, pero mi hijo logró salvarlo. La situación fue desesperante la cuadra parecía un arbolito de navidad de los estallidos”.

“Lo que ocurrió es un problema del Estado, se les explicó el caso y nunca nos tomaron en cuenta, nos ignoraron ahora nosotros sufrimos las consecuencias, aquí no hay servicio de Cantv y para restaurarlo te exigen un dineral. El consejo comunal no hace nada por los pobladores”, expresó Yoiner Torrealba sobrino de Deisy.

Al lugar se presentó una comisión de Corpoelect a eso de las 11:00 de la mañana de este domingo, asimismo la Base de Homicidios para el traslado de los cadáveres a la morgue de Caña de Azúcar.

Ahora los residentes de la zona de nuevo imploran a la Alcaldía y al gobernador Rodolfo Marcos Torres tomar cartas en el asunto evitando una mayor desgracia.

 

RAIZA VILLAFRANCA|elSiglo
Foto|RAFAEL SALGUERO

 

Loading...