Denuncian profanaciones en cementerios de Turmero y Villa de Cura

Loading...

Los cráneos y dientes de oro de los cadáveres, las losas y hasta los terrenos han caído en la vorágine de robos diarios en los camposantos de Turmero, municipio Santiago Mariño, y Villa de Cura, municipio Ezequiel Zamora, otra muestra de los extremos a los que llega la delincuencia desatada y la proliferación de cultos macabros.

También le puede interesar: Vecinos de Las Brisas protestaron por escasez de agua potable

“Son muchas las tumbas profanadas, la mayoría de ellas a la altura de la cabeza de los muertos, sospechamos que este tipo de acciones son realizadas en horas de la noche o durante la madrugada producto a que las necrópolis no cuentan con alumbrado ni mucho menos con seguridad. Las cruces y las figuras de los ángeles que adornaban las lápidas, estaban partidas, tiradas en el suelo, otro signo de los desastres que causan estos maliciosos”, dijo un familiar a las afueras del cementerio de Villa de Cura.

Este es el drama de estos antiguos cementerios de Aragua, otro lado sórdido de los negocios con la muerte y los entierros, según comentaron los familiares. Asimismo aunaron que dichos espacios se encuentran como una selva a causa de la falta de mantenimiento por parte de las Alcaldías.

Y es que la parte alta de estos Camposantos, podría servir de escenario para grabar la segunda parte del famoso video Thriller, de Michael Jackson. Las tumbas están abiertas, con montones de tierra y pedazos de losas de cemento a los lados. En algunos sectores el mal olor es insoportable, mientras que los mosquitos y zancudos atacan a los visitantes sin compasión.

“La gente al ver aquel escenario de terror y espanto, prefieren sólo recordar al difunto y evitar malos ratos, muchos han sido despojados de sus pertenencias y es que el área se presta para todo”, indicó una mujer, quien dijo llamarse Ana Aguilar.

Por otra parte, los trabajadores del cementerio señalan que la gran cantidad de tumbas profanadas es culpa de los llamados Paleros, que requieren de los cráneos, huesos y otras partes del los cadáveres para realizar ritos de brujería. Es común ver gran cantidad de velas y colillas de tabaco, cerca de las sepulturas violentadas.

Asimismo manifestaron que la limpieza es competencia de los burgomaestres, quienes hacen caso omiso a los llamados de los familiares, “ante la mirada indolente están los cementerios, ni en el día de los difuntos esta gente se digna a ejecutar las jornadas de mantenimiento”, expresaron.

Ante tan grave problemática los denunciantes hacen un llamado al Gobernador de la entidad aragüeña a poner “mano dura” para la recuperación de estos espacios.

RAIZA VILLAFRANCA |el Siglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...