Bancos chinos escanearán el rostro de quienes vayan a pedir préstamos

Loading...

El reconocimiento facial se sigue expandiendo por China. Además de utilizar sistemas biométricos en el transporte público o en las gafas de la propia policía, ahora son los bancos chinos quienes están utilizando esta tecnología para mejorar la lucha contra el fraude y detectar mediante la expresión el nivel de fiabilidad de sus clientes.

También le puede interesar: Niña programadora de 10 años capta la atención de Google y Microsoft

Ping An Technology, subsidiaria de la segunda mayor aseguradora del mundo, ha desarrollado un sistema de reconocimiento facial que promete una fiabilidad del 99,8%. Un sistema capaz de detectar minúsculas expresiones en el rostro y mediante la IA identificar posibles defraudadores. Los ingenieros de la compañía aseguran que ayudan a reducir las pérdidas de los bancos en un 60%. Unos beneficios bastante directos para los bancos pero que nos sigue generando muchas dudas respecto a la privacidad de los clientes.

Un sistema creado por las aseguradoras chinas que pone en riesgo la privacidad de sus clientes. Mediante las cámaras de los móviles o los sistemas de videovigilancia de los propios bancos, este reconocimiento facial puede detectar las diferentes expresiones de una persona e indicar en porcentaje hasta qué punto el usuario es fiable, como si de un detector de mentiras se tratase.

Los bancos no utilizan este sistema para decidir cuando dejar o no el dinero, sin embargo si se detecta algo sospechoso el cliente queda marcado para una investigación posterior. Desde China, muchos usuarios utilizan de manera habitual los sistemas de reconocimiento facial y es que no solo una única compañía ofrece estos servicios. Alipay, China Merchants Bank, CITIC Bank, Bank of Jiangsu y Ping An Bank están apostando por estos métodos de seguridad desde 2014.

El ecommerce y los sistemas de pago desde el móvil se han popularizado a un ritmo vertiginoso durante los últimos años en China. En este despliegue, los bancos han encontrado en el reconocimiento facial un método para identificar a distancia el posible riesgo y tomar decisiones en remoto sin necesidad de tener un contacto directo con el cliente.

En declaraciones a FT de Husayn Kassai, fundador de la empresa de reconocimiento facial londinense Onfido: “Hay serias cuestiones éticas alrededor de este caso. Por ejemplo, un sistema que funciona sin el consentimiento del usuario para detectar pequeñas expresiones. Difícilmente podría explicarse bajo las nuevas leyes europeas de protección de datos”.

Hasta 54 micro expresiones involuntarias

Tal y como detalla Jessica Tan, COO de Ping An, a Forbes Asia, este sistema de reconocimiento facial propietario se empezó a desarrollar hace cinco años y desde hace tres puede reconocer micro expresiones en el rostro, desde los más pequeños movimientos en los músculos del ojo hasta las distintas posiciones de los labios. En total hasta 54 expresiones involuntarias diferentes que nuestro cerebro crea antes incluso que pensemos qué posición vamos a adoptar ante una situación.

El sistema puede actuar de diferentes maneras. Mediante cámaras que establecen una puntuación o realizando preguntas aleatorias en entrevistas para saber si la persona dice la verdad o miente. Según los datos de la compañía el acierto es del 80% en estas pruebas directas con respuestas de verdadero o falso.

Para procesar la información del rostro y obtener el porcentaje de credibilidad se necesitan unos minutos. La captura de la imagen es casi inmediata pero el análisis se divide entre el procesado del rostro, el registro del movimiento, detección de la expresión general, detección de movimientos concretos como el de la boca, los ojos o la posición de la cabeza y finalmente un análisis de la propia imagen para detectar si hay algún tipo de falsificación.

Los movimientos del rostro pueden durar menos 0.04 segundos, prácticamente imperceptibles por el ojo humano pero sí por este reconocimiento facial que asegura un nivel de precisión altísimo. Pese a todo, vale la pena recalcar que en grandes citas como la última final de la Champions League se detectaron hasta 2000 falsos positivos. Unos números, los de falsos positivos, que el grupo Ping An no ha informado pese a realizar más de 50.000 controles al día.

Xataka

Loading...