Vender tortas cada vez en más difícil

Loading...

Los reposteros del centro de la ciudad de La Victoria, se las están viendo cuesta arriba para poder sobrevivir con sus negocios, debido al déficit que han estado experimentando con respecto a la venta de los postres, pues los mismos no han salido con la regularidad que ellos ameritan.

También le puede interesar: Mayoristas se llevan la comida de Aragua para otros estados

imagen referencial

Y es que durante un recorrido realizado por el equipo reporteril del diario “elsiglo” en estos locales dedicados al expendio de tortas, dulces y gelatinas, se conoció que la demanda de la mercancía ha disminuido hasta en 60%, manteniéndose únicamente las ventas de tortas grandes para celebraciones como cumpleaños, pues, según explican, son las que rinden un poco más.

“Aquí los clientes vienen y compran sus tortas redondas o cuadradas dependiendo de lo que requiera. Sólo exigen que entre más sencilla mejor; así sea el puro ponqué, sin ningún tipo de relleno ni cubierta, si acaso un mensaje en merengue, puesto que los adicionales elevan más el costos y no es lo que quieren ya que para muchos hay otras prioridades”, manifestó Carlos Camacho encargado de una de estas tienda.

En concordancia con Camacho, Carla Benavides, encargada de una tienda de venta de postres, comentó que, la producción ha bajado, debido al aumento en los costos, ya que la materia prima para elaborar los dulces solo se consigue “bachaqueada”. Actualmente, las tortas más vendidas son las sencillas, las cuales tienen un costo de BsS 1200.

Benavides, indicó que en muchos casos, personas que adquieren las tortas son porque familiares le mandan dinero desde fuera del país, es por ello que reposterías se han visto en la necesidad de recurrir a las redes sociales para que de esa manera desde el exterior puedan comercializar.

“Nosotros como comerciantes tratamos de colocar los precios lo más cerca al ingreso de los consumidores, pero se nos hace imposible porque la inversión que hacemos no es con precios regulados. Estamos trabajando con mercancía bachaqueada siempre”, argumentó Benavides.

Entre tanto, los ribenses aseguran que son pocas las veces que pueden darse esos lujos. Sin embargo aseguran que un pedazo de torta no le cae mal a nadie y toman lo opción de comprar por pedazos, que mantienen costos que van desde los 150 Bs.S hasta los 200 Bs.S.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...