Dos muertos dejó balacera en “zona de rumba”

Loading...

Lo que se suponía iba a ser una noche de diversión terminó convirtiéndose en una tragedia, ya que una balacera estalló en horas de la madrugada en un estacionamiento de un centro comercial usado como “zona de rumba”.

También le puede interesar: Tres Poliaragua resultaron heridos en hecho vial

imagen referencial

Efectivamente, en horas de la madrugada de ayer domingo, dos personas fallecieron, entre ellos un menor de 16 años de edad, y cinco resultaron con heridas leves, durante la balacera que se registró en el estacionamiento de un mini centro comercial ubicado a escasos metros de la Urbanización Santa Elena de Palo negro, municipio Libertador.

Los vecinos presumen que el tiroteo se produjo cuando dos bandas rivales coincidieron en estos espacios usados para la diversión nocturna, especialmente por la gente joven.

Explicaron que es la primera vez que ocurre un hecho de esa naturaleza en el estacionamiento conocido como “Las Ballenitas”, donde mucha gente se reúne después de las 9:00 de la noche para conversar y libar licor al aire libre, escuchando su música preferida.
Sin embargo, a eso de las tres de la madrugada llegaron tres sujetos en un vehículo y detectaron entre los presentes a tres de sus enemigos.

Pasado un tiempo, los recién llegados se acercaron a sus rivales y comenzaron a discutir, inmediatamente pasaron a las amenazas y golpes, y de ahí a los tiros. En medio del ruido de los tiros, un sujeto cayó muerto sobre el pavimento; presuntamente recibió tres disparos en la cabeza, originándole la muerte de manera inmediata con pérdida de masa encefálica. No portaba ningún tipo de identificación.

Los otros sujetos echaron a correr efectuando varios disparos para evitar que alguien los persiguiera, mientras los presentes trataban de protegerse de los disparos.
Se conoció que al menos cinco personas resultaron heridas en medio del caos, quienes se trasladaron a centros asistenciales por cuenta propia, o simplemente se regresaron a sus respectivas casas en medio del susto.

Lamentablemente, uno de esas balas perdidas impactó en el cuerpo de un menor identificado como Haiderson Linares, de 16 años de edad, quien fue trasladado hasta el servicio de emergencia del Hospital de La Ovallera, donde falleció en los momentos que los médicos intentaban salvarle la vida.

Al lugar se presentó una comisión de la Subdelegación de Santa Cruz del Cicpc, quienes recolectaron las evidencias para iniciar las primeras investigaciones.

LUIS CHUNGA | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...