Peces más agresivos tras el blanqueamiento de los corales

Loading...

Los investigadores han descubierto que cuando las temperaturas de los océanos se calientan para los corales, los ánimos de los peces se «enfrían».

Un grupo de investigadores de la Universidad de Lancaster y diversas instituciones académicas colaboradoras, lo ha podido demostrar, en un reciente estudio publicado en la revista Nature Climate Change, gracias al icónico pez mariposa, considerado como un indicador sensible de la salud de los arrecifes.

También le puede interesar: Nuestro mundo se basa en la luz de los colores

imagen referencial

El equipo pasó más de 600 horas bajo el agua observando peces mariposa durante un período de dos años que abarcó el evento sin precedentes de blanqueamiento de corales en masa de 2016. En total, examinaron 17 arrecifes en el centro del Indo-Pacífico en Japón, Filipinas, Indonesia y la Isla de Navidad (océano Índico).

Durante la recolección de datos inicial, los investigadores no sabían que tal evento de blanqueo catastrófico estaba a punto de producirse. Una vez iniciado este, los investigadores se percataron, pues, de que su fortuito «experimento natural» les colocaba en una posición privilegiada para documentar cómo los peces cambian su comportamiento en respuesta a la perturbación de un blanqueo a gran escala.
El coral más nutritivo sufre más el blanqueamiento

El equipo se puso en acción para repetir sus observaciones de campo, recolectando un total de 5.259 encuentros entre individuos de 38 especies diferentes de peces mariposa. Un año después del evento de blanqueamiento quedó claro que, aunque la misma cantidad de peces mariposa continuaba residiendo en los arrecifes, se estaban comportando de manera muy diferente.

«Observamos que el comportamiento agresivo había disminuido en los peces mariposa en un promedio de dos tercios, con las mayores caídas observadas en los arrecifes donde el blanqueo había matado a la mayoría de los corales», explica Sally Keith, la coordinadora del panel de expertos.

«Creemos que esto se debe a que el coral más nutritivo también fue el más susceptible al blanqueo, por lo que los peces pasaron de una dieta bien equilibrada al equivalente de comer solo hojas de lechuga; solo fue suficiente para sobrevivir en lugar de prosperar».

El ecólogo y coautor del estudio, Nathan Sanders, la Universidad de Vermont, añade: «Esto importa porque los peces mariposa a menudo son vistos como los ‘canarios del arrecife’ debido a su fuerte dependencia del coral, a menudo son los primeros en sufrir después de un evento de perturbación».
Cambios de comportamiento

Dichos cambios en el comportamiento pueden ser los impulsores de cambios más obvios, como la disminución del número de individuos y especies de peces. El hallazgo tiene el potencial de ayudar a explicar el mecanismo que se esconde detrás de la disminución de las poblaciones de peces en ecosistemas similares en todo el mundo.

«Al monitorear el comportamiento de los peces mariposa, podemos obtener una señal de alerta temprana de que vendrán cosas mayores», advierte otra de las autoras que firma el trabajo, Erika Woolsey, de la Universidad de Stanford.

«Nuestro trabajo destaca que los animales pueden adaptarse a eventos catastróficos en el corto plazo a través de un comportamiento flexible, pero estos cambios pueden no ser sostenibles en el largo plazo», concluye, por último, otro de los investigadores participantes, Andrew Baird, de la Universidad James Cook.

Ambientum

Loading...