Los sindicatos de Amazon planean huelgas para Black Friday, Navidad y Reyes

Loading...

Para Amazon España, la jornada de ayer fue de celebración: por fin llegó Alexa en español, y con ella, los dispositivos de la familia Echo a la venta que protagonizan la portada de su web. Pero no todo fue descorchar champán: el conflicto con sus trabajadores, enquistado desde marzo y sin avances hacia una solución, se ha recrudecido ante la llegada del mes y medio clave para la empresa: el de la campaña navideña que inaugura el Black Friday.

También le puede interesar: 7 funciones de Google Drive que no todos conocen

imagen referencial

El centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid), epicentro de las protestas y los paros que se han sucedido este año, está planificando a través de sus sindicatos varias jornadas de huelga en las próximas semanas: durante el Black Friday, los días de Navidad y los de Reyes, según nos han informado fuentes de la compañía. Esos son tradicionalmente los días de mayor volumen de pedidos en la plataforma y de mayor exigencia a los empleados.

Un centro parado 13 días durante los 45 más importantes del año.
Durante las huelgas convocadas anteriormente se repitió el mismo patrón: por un lado, Amazon anunciaba mejoras salariales para sus empleados, las cuales eran rechazadas por los sindicatos porque “en la práctica son peores que las actuales”, nos contaba Douglas Harper, delegado de CC.OO. en Amazon. Otro empleado nos explicaba que “Amazon quiere suprimir el cargo de especialista y pasar a estos a mozos de almacén”, algo que terminaría reduciendo el salario final percibido.

imagen referencial

Este cambio implicaría una reducción económica para sus salarios de un 10% anual, unos 2.500 euros. Actualmente, el 10% de la plantilla de San Fernando ostenta este rango. “Lo que nos dan por un lado es menos de lo que nos quieren quitar por otro”, según nos contaba. El tiempo ha ido avanzando y no ha habido acuerdo entre empresa y sindicatos.

El otro patrón habitual en las huelgas anteriores fue derivar los pedidos al centro logístico de Barcelona e incluso al de Sevrey, en la Borgoña francesa, el mejor ubicado para este menester por ser el más cercano a España.

imagen referencial

Este movimiento lograba que el cliente no percibiese los efectos de la huelga, puesto que sus pedidos llegaban en los plazos habituales; pero las cuentas de Amazon sí los notaban: cuesta más dinero realizar envíos a muchas ciudades de España desde Barcelona o Sevrey que desde Madrid. Con el volumen de trabajo que supone un Black Friday o una campaña navideña, nadie se atreve a anticipar si podría -o no- repetirse la jugada y lograr que los clientes no sufriesen retrasos en los envíos de sus productos.

Con esta propuesta de paros, que cuenta con el apoyo de CC.OO. a falta de que confirmen su adhesión los otros sindicatos, UGT y CSIT, los trabajadores quieren trasladar a Amazon toda la presión en plena campaña navideña y de Black Friday, sus días grandes. De los 45 días que pasarán entre la última semana de noviembre y la primera de enero, el centro permanecería cerrado durante 13 días si cristaliza esta propuesta, que en cualquier caso pasaría antes por un acto de conciliación con la empresa. De no resolverse en este punto la convocatoria sería oficial.

XATAKA

Loading...