Galletas vampiro, una receta terrorífica para Halloween

Estas galletas de Halloween pueden ser una excusa para meterse en la cocina con toda la familia y pasar un momento divertido, a los peques les gustará pringarse las manos y a nosotros también, se comparten risas, confidencias y un buen rato divertido. Y a continuación, una vez horneadas las galletas y decoradas, podréis disfrutar de una velada terrorífica o una fiesta con sus amigos, ¡lo recordarán siempre!.

También te puede interesar: Prepara y degusta unas exquisitas kaftas

galletas
Imagen referencial

Ingredientes

Galletas

80g margarina
2 huevos M
100g azúcar
200g harina
1 cucharadita levadura en polvo
1 pizca de sal
1 cucharada extracto de vainilla
200g chips de chocolate

Decoración

120g crema pastelera o crema de avellanas blanca
Nubes de azúcar en miniatura
Almendras fileteadas

Elaboración

  • Precalentamos el horno a 190ºC calor arriba y abajo.
  • En un cuenco añadimos margarina Tulipán y azúcar, y con una espátula integramos bien los dos ingredientes.
  • Vertemos los huevos ligeramente batidos y la vainilla, mezclamos bien hasta conseguir una masa suave y sin grumos.
  • Incorporamos la harina y la levadura tamizadas, mezclamos, un poco de sal, seguimos mezclando. La textura de la masa es algo pegajosa, por último añadimos las pepitas de chocolate, y con la espátula mezclamos bien.
  • Preparamos la bandeja del horno con papel de hornear, formamos pequeñas bolitas del tamaño que más nos guste, aplanamos ligeramente con las manos y las vamos disponiendo en la bandeja, como la masa es pegajosa será de ayuda untarse previamente las manos con un poco de aceite de girasol. Tened en cuenta que las galletas tienden a expandirse por lo que debéis dejar separación entre unas y otras.
  • Horneamos durante 8 minutos, a 190º calor arriba y abajo. Transcurrido el tiempo retiramos las galletas del horno, dejamos enfriar sobre una rejilla.

Decoración

  • Añadimos colorante rojo a la crema pastelera una vez esté casi fría, mezclamos bien hasta conseguir el tono deseado, si optáis por utilizar crema de avellanas blanca haced lo mismo.
  • Una vez frías cortamos cada galleta por la mitad, untamos cada mitad de galleta con la crema pastelera teñida de rojo o la crema de avellanas blanca teñida de rojo.
    Colocamos 6 nubes de azúcar pequeñas en la galleta dando forma curvada para que se asemejen a unos dientes, cubrimos con la otra parte de la galleta, por último añadimos los colmillos, no son más que almendras fileteadas partidas por la mitad.

Fuente: pequerecetas

Loading...