Guerra entre bandas rivales dejó saldo de dos fallecidos

Loading...

La paz y la tranquilidad se acabaron por unos minutos en la población de San Mateo del municipio Bolívar, específicamente en el sector La Curía, luego que a eso de las 6:00 de la mañana de ayer se registrara un tiroteo producto de una guerra entre bandas rivales, la cual dejó como saldo dos personas fallecidas.

Y es que al parecer el meollo de asunto sería a causa de tomar el poder de las plazas, pues según informaciones policiales entre los autores materiales investigados por el hecho, se encuentran “El Jonathan de Portachuelo”, “El Brayita” y “El Wilman”.


Funcionarios de la Base de Homicidios se trasladó al sitio de los hechos iniciando las averiguaciones de rigor

Según Guillermo Javier Alfaro Fariñas, de 51 años de edad, de oficio obrero y un segundo por identificar se encontraban en la calle Mi Delirio, vía publica de La Curía, en medio de un compartir, cuando de pronto vieron que se acercaba un vehículo y del mismo descendieron, tipo comando, varios sujetos armados hasta los dientes y sin mediar palabras descargaron sus armas en contra de estas personas, cayeron al piso y fallecieron de manera instantánea.

Una vez cumplido su objetivo, los delincuentes huyeron de La Curía, luego de unos minutos los habitantes salieron a la calle para verificar qué había pasado y rápidamente llamaron a la Estación Policial de San Mateo, informando a los uniformados del doble homicidio.

Los funcionarios de inmediato constituyeron una comisión y se trasladaron a la zona antes mencionada de manera de corroborar los hechos y observaron los dos cuerpos bañados en sangre.

Algo así parecido se mostró la Morgue durante la mañana de este domingo en Caña de Azúcar

Seguidamente acordonaron el área y con la misma efectuaron llamado a la Base de Homicidios del Cicpc con sede en San Pablo, Turmero, quienes llegaron al sitio en cuestiones de segundos.

Los sabuesos efectuaron las experticias de rigor al igual que el levantamiento de los cadáveres, asimismo interrogaron a posibles testigos de manera de aclarar el caso y certificar si guardan relación con un presunto ajuste de cuentas, venganza, guerra entre bandas rivales o por cualquier otra circunstancia.

Posteriormente, los cadáveres fueron trasladados a la sede del Servicio Nacional de Medicinas y Ciencias Forenses (Senamecf) ubicada en Caña de Azúcar, municipio Girardot para la autopsia de ley. Se espera que para el día de hoy familiares comparezcan a dicha sede y así conocer o aclarar lo sucedido.

RAIZA VILLAFRANCA | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...