El negocio de Samsung

Loading...

Cuáles son los auténticos núcleos de estas compañías que han transformado al mundo. Hoy, la gigante surcoreana omnipresente, la que abarca la tecnología de la A la Z: Samsung.

También le puede interesar: El inmenso desafío tecnológico que es hacer una tela de araña

imagen referencial

Decir “Samsung” es hablar de posiblemente la marca que más productos tecnológicos abarca, desde smartphones hasta neveras pasando por monitores, relojes inteligentes, monitores y memorias RAM. Sin embargo, no todas sus gamas de producto le reportan el mismo dinero. Algunas de hecho apenas les suponen dinero.

Empecemos por los smartphones

Posiblemente el de la telefonía móvil es el negocio que más ha contribuido a expandir la marca de Samsung en el mundo. No es para menos: es uno de los poquísimos productos prácticamente universales y además se tienen individualmente, no en colectivos como ocurre en mayor o menor medida con los televisores, las neveras, los ordenadores, etc.

Los últimos diez años han sido los de la eclosión del smartphone, y una de las grandes beneficiadas ha sido Samsung, líder mundial en cuota de mercado desde 2012. Los damnificados, los que en otra época fueron hegemónicos: Nokia y BlackBerry.

Los smartphones de Samsung son, de hecho, los productos que más ingresos suponen a la compañía, con entre 87.000 y 98.000 millones de dólares en los últimos años. Sus negocios de pantallas y electrónica de consumo se mantienen estables en torno a los 25.000 y los 40.000 millones de dólares respectivamente, pero lo que más ha crecido, de lejos, es la división de semiconductores o componentes.

Semiconductores, smartphones y poco más

Este negocio, que ha duplicado su volumen en solo tres años y ha convertido a Samsung en líder mundial por encima de Intel, no es solo el que avanza a mejor ritmo, sino también el que más beneficios deja.

Un vistazo al gráfico de arriba deja hacerse una idea rápida del magnífico negocio de los semiconductores: no solo suponen cada vez más ingresos para Samsung, sino que su margen es cada vez mayor y ya está en casi el 50%, muy por encima del resto.A falta de ver cómo cierra 2018, su tendencia se ha consolidado en los últimos trimestres gracias sobre todo a la venta de memoria DRAM para servidores y las unidades de almacenamiento para móviles de 128 GB y superiores.

imagen referencial

En la otra cara de la moneda, un margen nimio en electrónica de consumo y a la baja en pantallas, que si bien en 2017 tuvo un repunte, está teniendo un mal 2018: la propia Samsung reconoció que han sufrido una baja demanda en los paneles flexibles OLED y una bajada en los precios de los LCD.

Ahí va una paradoja que resume bien todo lo anterior: Samsung ha ganado más dinero con cada iPhone X vendido que con cada Galaxy S9. Al fin y al cabo, Samsung es la única compañía en el mundo capaz de fabricar pantallas, memoria flash y memoria RAM en las cantidades que Apple requiere.

Samsung también tiene otras actividades con sus propias empresas al margen de Samsung Electronics, la matriz principal y de la que trata este artículo. Por ejemplo, Samsung Heavy Industries, el segundo mayor constructor de barcos del mundo; o Samsung Life Insurances, una aseguradora con sede en Seúl, así. como su agencia de relaciones públicas y marketing, Cheil Worldwide, o su participación en Renault-Samsung, la marca coreana resultante tras la venta de su negocio automovilístico a Renault en los años noventa.

imagen referencial

Xataka

Loading...