José Rafael Aponte: “Yo nací para servir y salvar vidas”

Para un niño, de lo más agradable es ver un camión de bomberos que se dirige a apagar un incendio, ver a sus héroes actuar como en la película Brigada 49 o Word Trade Center. Los bomberos maniobran a través de la ciudad a altas velocidades y suben por escaleras a alturas tremendas. Estos especialistas altamente entrenados arriesgan sus vidas todos los días combatiendo el fuego. Es fácil ver porque tantas personas aspiran a convertirse en bomberos aunque ésta requiera de fuerza bruta y agallas de acero.

Ser bombero es tener el coraje y la convicción de servir, aún por encima de su misma persona, están dispuestos a arriesgar la vida con tal de garantizar el bienestar colectivo y fortalecer la armonía dentro de la sociedad.

José Rafael Aponte en entrevista durante su labor en el Cuerpo de Bomberos de Aragua

Uno de estos grandes personajes, quien nació para prestar este tipo de servicios con la mano en el corazón en cualquier circunstancia de riesgo, es el antiguo comandante y coronel del Cuerpo de Bomberos de Aragua, mejor conocido a nivel nacional e internacional como la “Hormiga Atómica de Rescate”, José Rafael Aponte, quien hoy en día a sus 63 años de edad se ha convertido en un ejemplo a seguir para todos esos nuevos futuros profesionales, tanto en la entidad y el resto del país, gracias a su excelente labor ejercida por más de 40 años y de la cual se enamoró profundamente desde su infancia.

– Cuando Dios nos mandó a la tierra es para cumplir una misión y yo soy servidor de Dios público, yo nací para servir y para salvar vidas, estas fueron las palabras de Rafael Aponte al inicio de la entrevista a los reporteros del diario elsiglo.

Este “caballero de fuego”, nació en Puerto Cabello, específicamente en la población de Borburata, estado Carabobo, hijo de Teresita Ibarra y José Rafael Aponte. A los 9 años de edad ya sentía atracción por esta extraordinaria carrera la cual es servir a la gente, entregando todo sí, y si es necesario, su vida por salvar la de otros.

– Siempre me llamó la atención ese tipo de actividades de querer salvar gente, de cuidar la naturaleza, de cómo se apagaba un incendio y desde muy niño comencé a tener ese tipo de inquietudes hasta darme cuenta que mi misión era ser bombero y lo digo con mucho orgullo, una de las mejores ramas en el mundo.

El incendio en los galpones de Munchy ubicado en la intercomunal Maracay-Turmero fue dirigió por el coronel José Aponte

Indicó que otro de las razones por la cual tomó este tipo oficio fue una eventualidad desagradable con sus familiares, esta marcaría parte de su vida; “me entristeció el fallecimiento de mi primo producto de un accidente vial, los primeros auxilios no se los prestaron a tiempo: asimismo, muy adolescente observé cuando una de mis tías recayó a causa de una enfermedad, ésta ameritaba de tratamiento vía intravenosa, algo que para ella fue muy doloroso, eso me llevó a prepararme en todas las áreas queriendo evitar el sufrimiento de las personas, simplemente buscaba que hacer, buscaba en que ayudar.

Señaló que cuando pequeño sus padres decidieron mudarse al estado Aragua en búsqueda de mejores oportunidades, de nuevos horizontes que los llevara, tanto a ellos como a sus hijos a un futuro prometedor y de allí Aponte piso la Ciudad Jardín, entidad que le permitió hacer sus sueños realidad.

Ya en Aragua, tuvo una de sus primeras experiencias formando parte del Grupo Nacional El Limón como ¨Boy Scout¨, conociendo la importancia de la disciplina, ayudar a los demás y el valor del orden en la faena, con el pasar del tiempo ejerció la carrera de Perito Industrial en la Escuela Técnica Industrial Joaquín Avellán ubicada en Maracay, y así fue ejerciendo una serie de cursos; paracaidista, primeros auxilios; se integró al Grupo de Emergencias Uno Aragua, Banda Ciudadana, Radio Club Venezolano; inclusive fue uno de los primeros hombres en formar parte de la Acción Voluntaria de Hospitales, y a los 21 años ya realizaba sus primeros acercamientos a la Defensa Civil, actualmente es el Segundo Jefe de Operaciones a nivel regional de esta institución, hoy con el nombre de Protección Civil.

También aprendizajes en Táctica, Rescate Profesional; para aquel entonces realizado en uno de los países situados al noreste del Caribe y al este de la República Dominicana, Puerto Rico.
Asimismo, especialidades como Búsqueda de Rescate en Espacios Confinados; esta para hacer de su conocimiento el adiestramiento a la hora de salvar vidas debajo de estructuras colapsadas; Preparación para Inductores; Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades, Administración Para Casos de Desastres, Bombero Aeronáutico y así se alarga la lista.
“Mi currículo tiene un aproximado de 770 certificaciones, ya que me puse una meta y ésta era la de realizar de siete a ocho cursos al año y más”, dijo.

EVENTUALIDADES VIVIDAS Y RECORDADAS

Alegrías, tristezas, triunfos y fracasos son aspectos que como en cualquier profesión u oficio de todos los conocidos y por conocer, deben enfrentar los hombres que hacen parte del cuerpo oficial de bomberos. No es sólo apagar un incendio o desfilar por una calle en una máquina equipada con mangueras y sofisticados elementos disponibles para atender emergencias, es cumplir una labor social desinteresada, llena de la mayor voluntad para hacer las cosas con lo mejor que tiene el ser humano: El amor… Se trata, simplemente, de ser bombero.

En Venezuela la mayoría de los cuerpos bomberiles pertenece al servicio público e incluso muchos de los llamados “caballeros del fuego” realizan su labor de manera voluntaria, lo que los hace aún más valiosos.
Rafael Aponte forma parte de este equipo de hombres y por ello recuerda como si fuera ayer aquellas eventualidades o siniestros, la cuales dejaron huellas en su alma y hasta físicamente.

Ser bombero es tener el coraje y la convicción de servir

Recordó el gran terremoto en la capital de Caracas o como muchos la llaman Ciudad de Los Techos Rojos, de esto han pasado unos 51 años luego que la noche del sábado del 29 de julio de 1967 a eso de las 8:30 de la noche un sacudón sorprendió a toda la ciudad. El movimiento estuvo acompañado por un bramido que generó pánico. Esa aterradora combinación duró aproximadamente 28 segundos. Hubo una breve pausa y de nuevo la tierra fue sacudida con furia durante otros 17 segundos, según la crónica de entonces. El balance oficial fue de 236 muertes, dos mil heridos, 80.000 personas afectadas, seis edificios destruidos, 40 declarados no habitables y otros 180 con deterioros graves.

-Para ese momento yo me preguntaba que era Protección Civil y veía a la gente corriendo ayudando metiéndose en las cuevas, ayudas internacionales y de allí fueron creciendo mis inquietudes, buscaba aprender en pro de la ayudar a las personas.
Asimismo, resonó el terremoto de Cariaco, estado Sucre, hecho ocurrido el 9 de julio de 1997, de magnitud 6.9. El movimiento telúrico ocurrió a las 3:23 de la tarde, a una profundidad de 9,4 kilómetro. Ocasionó la muerte de más de 70 personas, fue originado por una ruptura que se produjo en el segmento de la Falla de El Pilar.

Pero en Aragua, durante este año, Aponte estuvo presente en el incendio de los galpones de alimentos Munchy ocurrido el domingo 1° de abril en la Intercomunal Maracay-Turmero, así como en los galpones de la empresa Plumrose registrado la tarde del 2 de junio.
Es de resaltar que el funcionario estuvo presente en otro tipo de eventos; rescates en infraestructuras vulnerables y demás consecuencias de fenómenos naturales, en los que ha logrado ayudar a miles de personas que hoy se muestran agradecidas.

ROL COMO JEFE DEL CUERPO BOMBERIL

Indicó que estando al mando del Cuerpo de Bomberos de Aragua le tocó formar a otros jóvenes, quienes ahora deberán demostrar su gallardía en esta difícil y compleja área pero valiosa en todos los sentidos.

– Para este tiempo las oportunidades sobran, esta carrera no es del todo fácil pero es muy bonita, te llenas de principios, ética, moral, debes prepararte para ayudar, es una trabajo bastante interesante. Fui comandante del Cuerpo de Bomberos en Aragua hace unos dos años, un trabajo bastante dinámico, donde trabajamos en función a querer hacer más.

– En este departamento hay mucho que gerenciar para dar a los demás, hombres y mujeres una profesión digna, una profesión que te hace crecer cada día, puesto que cada vez que vas a un incendio es una escuela, cada vez que tienes que nadar o estar en una emergencia es algo importante. Los bomberos también somos ingenieros, doctores, sociólogo y bueno tratamos de aliviar el dolor, dijo.

Agregó que, “es muy importante prepararnos para lo peor, sino prevenir para lo peor y todo esto depende de la concientización y educación”.

TRANSMISIÓN DE MANDO

El pasado 18 de agosto en conmemoración al Día Nacional del Bombero, celebrado el 20 de dicho mes, se efectuó una transmisión de mando en la Comandancia General del Cuerpo de Bomberos de Aragua.

El coronel de Bomberos, Pedro Olivo, pasó a ser el nuevo comandante de la institución, en sustitución de su homólogo Rafael Aponte, quien por más de un año comandó a los bomberos y en esta oportunidad pasó a retiro por años de servicio.

El acto tuvo lugar en el Patio de Honor del Cuartel Central de Bomberos “Tcnel. (B) Néstor Anselmo Borges”, en formación general con todo el personal de Bomberos y Bomberas.

Ahora Aponte forma parte del Servicio Autónomo de Protección y Atención al Niño, Niña y Adolescente de Aragua, Sapanna, de la mano con la directora de dicha sede, Aimara Aguilar Ruiz, aquí el Coronel se encarga de coordinar la formación y aportar las herramientas para el hombre y mujer del mañana.

PADRE Y ABUELO

José Rafael Aponte Júnior, de 35 años, así se llama el hijo de este profesional ya graduado de Administración de Empresas y abuelo de un pequeño de 7 años. “Él ha seguido mi profesión a nivel voluntariado, me siento orgulloso de sus logros y de la familia que está formando”.

OPORTUNIDADES

Existen grandes oportunidades, no podemos pensar en las dificultades lo importante es darle las herramientas a los jóvenes y transformarlas a través de la educación, no podemos estar quejándonos, siempre hay que ser positivo. Me considero una persona creativa, yo no me quejo Dios me mandó con una misión. Quiero mandarle un mensaje al futuro de hoy, sigan adelante hay que crecer como personas y como profesional.

Me gusta que un niño diga gracias, que coloque una gasa, aprenda a tomar el pulso y eso es gratificante, todo es una experiencia y me considero un profesional de ética, moral y principios.

ANÉCDOTA

Una vez estaba compartiendo con unos amigos y vi que se me acercó una persona, pensé que era para pedirme dinero, se veía muy humilde y cuando me disponía a sacar el dinero del bolsillo me dijo: “Usted no se acuerda de mi, pero yo si de usted, usted me sacó de un incendio y gracias a usted me salvé”, eso vale todos más que todos los títulos del mundo.

-Yo soy servidor de Dios público, orgulloso de mi profesión y seguiré ayudando a la gente que lo necesita, así concluyó el coronel José Rafael Aponte, en medio de risas, demostrando estar hechizado con este gran labor.

RAIZA VILLAFRANCA| elsiglo
fotos | JOSÉ RAMÓN GONZÁLEZ

Loading...