Tres lugares curiosos que se esconden en Canadá

Si eres de los que siempre está en busca de lugares singulares, fuera de lo común, de esos que no están en las guías turísticas tradicionales ni en las listas de lugares top que visitar, quizá Canadá deba ser tu próximo destino. Este enorme país sigue siendo un misterio hasta para sus propios habitantes, pues su extensión terrestre es tanto que recorrerlo completamente es una tarea que nos puede llevar años.

Por eso hemos querido hacer una selección de cuatro lugares curiosos que vale la pena visitar, no sin antes recordarte investigar previamente como tramitar eta Canadá, el permiso que exige el país para entrar a su territorio.

Parque Provincial de dinosaurios

A primera vista puede sonar como un escenario para filmar Jurassic Park, y lo es en cierta medida. El Parque Provincial de Dinosaurios se encuentra en la provincia de Alberta y se trata de un parque natural repleto de fósiles de dinosaurios, popular por ser una de las zonas en el mundo donde se ha encontrado la mayor cantidad de restos de dinosaurios: se han encontrado 39 especies de dinosaurios distintos y se han encontrado más de 500 especímenes. Fue creado oficialmente en 1955 y en 1979 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

El territorio donde está ubicado el parque tiene una historia de formación geológica de más de dos millones de años. El ecosistema que lo rodea está compuesto principalmente de alamedas rodeadas de praderas y abundan especies como los coyotes, los conejos, ciervos y varios tipos de serpientes. Un lugar mágico para aquellos amantes de la paleontología.

Bahía de Fundy

Ubicado en el extremo norte del golfo de Maine, en la gran península de Nueva Escocia, la bahía de Funy tiene 270 km. de longitud y 80 km. de largo. En este espacio recibe y expulsa diariamente 160 millones de toneladas de agua en un fenómeno natural que se da únicamente en este lugar y en Hopewell Rocks, lo que hace que puedas navegar entre las formaciones rocosas y por la tarde, caminar con los pies descalzos entre esas mismas rocas. El subsuelo de esta zona también esconde todo tipo de fósiles, lo que lo hace un lugar maravilloso para disfrutar de los antojos de la naturaleza.

Lago Manchado

Considerado por los indígenas locales como un lugar sagrado, el lago manchado (spotted lake en inglés) es un lago endorreico alcalino salino localizado en el valle de Similkameen, en la Columbia Británica. Su superficie está cubierta de unos particulares círculos amarillos deformes, resultado de la alta concentración de calcio, sodio y magnesio que hay en la zona. Las manchas suelen ser amarillentas, pero su color varía dependiendo de los niveles de concentración de los minerales y la época del año en que se visite. Aunque científicamente está demostrado que esto es lo que ocasiona su aspecto tan particular, ver el lago en persona o lograr una vista aérea con un dron hace que la experiencia de visitarlo en persona valga completamente la pena.

 

 

Loading...