La gente duerme en las afueras del Saime

Loading...

En una odisea se ha convertido para los padres de familia sacar la cédula de identidad para sus hijos, ya que deben incluso dormir en las afueras del Saime de El Limón, para poder tener opción de sacar la laminada.

También te puede interesar: Ministra Iris Varela supervisó siembras del Penal de Tocorón

Saime
Largas colas en Saime de El Limón

Mientras unos se ven obligados a dormir desde un día antes frente al Servicio Administrativo de Identificación Migración y Extranjería (Saime), ubicado en la avenida Universidad, otros tienen que trasladarse con sus hijos desde la madrugada desde diferentes comunidades para probar suerte.

El problema de fondo es que desde hace varios días la oficina de identificación está presentando retrasos, pero lo más preocupante es la falta de información de parte de las autoridades, de ahí que la gente no sabe realmente lo que pasa.

En medio de esta incertidumbre, las horas pasan, y no es sino al mediodía que el personal de seguridad sale e informa que no habrá servicio pues el sistema está caído, por que no hay material, o cualquier otra escusa.

Esta situación está ocasionando muchas molestias, pérdida de tiempo, gastos de pasajes, los menores pierden sus clases, otros no tienen dinero ni siquiera para desayunar.

AYER DE NUEVO

Ayer, nuevamente se pudo observar la larga cola y los interesados denunciando que llevan al menos tres días intentado tramitar el documento de identidad para sus hijos.

“Durante dos días he madrugado a las 2 de la mañana para tramitar la cedula de mi hijo, espero que ahora sí pueda sacar el importante documento, pero me parece que aquí falta comunicación. Las autoridades creo que se asustan al ver tantos niños y no son capaces de decir la verdad. A mucha gente le gustaría que cambien de autoridades y pongan gente más eficiente”, dijo José Luis García.

Por su parte, Tony Fung dijo: “he venido dos veces y no he podido cedular a mis hijos; he llegado a las cuatro de la madrugada y mis hijos ni siquiera han desayunado, aparte de que están perdiendo clases; es injusto lo que está sucediendo”.

También opinó Germán Perozo, quien indicó que “la atención empeora cada día. Vengo desde Piñonal; llegué a las 4:30 de la madrugada gracias a una colita que me dieron, pero mire, van a hacer las 10 de la mañana y todavía no han comenzado a atender al público. A veces los que fallan son los funcionarios y deben de cambiarlos”.

Para Hilda Vielma, “esta situación nos ocasiona mucha pérdidas de tiempo, dinero. Es una angustia; es la segunda vez que vengo y no puedo tramitar la cédula. Somos madres de familia que madrugamos y arriesgamos nuestras vidas ante tanta inseguridad que hay en la calle y espero que las autoridades sepan responder y de una vez por todas cedulen a los niños, algunos de los cuales creo que ni siquiera han desayunado”.

Finalmente, Iramys Rodríguez, señaló que “la atención es pésima, no tienen consideración el riesgo que pasa mucha gente que sale de sus casas casi a las tres de la madrugada para hacer su cola. Antes se realizaban operativos en temporada de vacaciones estudiantiles, pero ahora todo ha cambiado, un cambio de autoridades no vendría nada mal”.

LUIS CHUNGA | elsiglo
Fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...