Hallaron muerta a una embarazada

Este miércoles a eso de las 9:00 de las nueve de la mañana, el personal médico y enfermeras localizaron a una ciudadana muerta en el área de Cirugía del Hospital José Carabaño Tosta, perteneciente al Instituto Venezolano de los Seguros Social.

También te puede interesar: Hallaron cadáver detrás del Simoncito en Guasimal

muerta
Imagen referencial

Aunque no hubo acceso a los reporteros para conocer las incidencias de ese hecho, se tuvo información de manera extraoficial se trataba de una embrazada, de 29 años de edad, cuya identidad no fue posible conocerse de manera oficial.

Al parecer, la joven fue encontrada sin signos vitales debajo de una camilla, y según los indicios, presentaba desangramiento por la región bucal y además signos de presunto estrangulamiento.

Para “curarse en salud y evitar ser salpicados por una ola de rumores que circularon en las salas de redacciones de los diarios”, los facultativos de guardia notificaron del caso a los funcionarios de la Base de Homicidios de Maracay, perteneciente a la Delegación de Aragua.

Un equipo especial se dirigió al sitio y asimismo una de las unidades de furgoneta para dar inicio a la apertura de un expediente. El cadáver fue trasladado al Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses, en Caña de Azúcar para la autopsia de ley.

A través de los estudios, los investigadores del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas se abocarán a las pesquisas correspondientes para precisar legalmente la causa de muerte. Por el momento no hay nada definido.

Por otro lado, se tuvo información sin confirmar por el personal médico de ese centro asistencial que en horas de la noche del martes acudió al referido hospital una joven con síntomas de dar a luz.

Había presentado cinco dilataciones y asimismo sentía fuerte dolor, pues se trataba de un embarazo complicado. Los galenos le ordenaron que fuese referida de inmediato al Hospital Central de Maracay, donde sería atendida por un personal especializado.

Sin embargo, la joven no se dirigió a ese centro como lo había indicado los facultativos de guardia y misteriosamente se ausentó del área donde habría sido atendida en las primeras de cambio.

Y ayer en la mañana, los doctores del servicio de Cirugía, en el momento cuando comenzaron a atender a los pacientes, sintiendo un fuerte hedor y junto con el resto del personal, comenzaron a buscar en todo el departamento donde salía esos olores desagradables.

Transcurrido unos minutos visualizaron el cuerpo de una dama debajo de una camilla y se percataron que se trataba de una embarazada que estaba sin signos vitales e igualmente la criatura.

Para evitar que alguna fotografía se filtrara en las redes sociales, el personal de seguridad confiscó todos los teléfonos de las enfermeras y galenos, así como del resto del personal. También guardaron el libro de registros para que la verdad no saliera a la luz pública. Sin embargo, entre cielo y tierra no hay nada oculto. Ahora el caso está en manos de las autoridades del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo

Loading...