En ASTA guardaron un minuto de silencio por muerte del concejal Fernando Albán

Dirigentes de los diferentes gremios y sindicatos que integran la Alianza Social de Trabajadores de Aragua (ASTA), guardaron un minuto de silencio por la muerte no esclarecida del concejal de Primero Justicia, Fernando Albán

También te puede interesar: Autoridades regionales evaluaron el reimpulso de Guasimal

ASTA
Líderes de ASTA guardaron un minuto de silencio

Minutos antes de terminar la rueda de prensa convocada por los gremialistas aragüeños, el vocero Cupertino Peña, pidió a los líderes sindicales ponerse de pie y guardar un minuto de silencio en homenaje al edil, cuya muerte ha originado una serie de hipótesis donde algunos descartan que se trate de un suicidio.

“El Gobierno es responsable, los trabajadores pedimos que se investigue y se haga justicia para que la muerte de este líder dirigente venezolano no quede impune, deben de castigarse a los culpables”, dijo.

Los dirigentes de los diferentes gremios de ASTA hicieron el día de ayer un balance sobre su marcha pacífica realizada la semana pasada, indicando que “poco a poco los objetivos se van cumpliendo, los trabajadores dimos muestras de unidad gremial y fuerza para no dejarnos arrebatar nuestros derechos y conquistas laborales, esperamos una respuesta oportuna por parte del Gobierno Nacional, pero a la vez hacemos un llamado a la comunidad para que se incorpore a nuestra lucha pacífica”, señaló.

Luego añadió, “nosotros también hemos exigido al Gobierno que cese la persecución contra los dirigentes y sindicatos, estamos luchando para que se elimine la tabla salarial impuesta por el Gobierno, pero también que se respete la convención colectiva, no hay razón para que estén persiguiendo a nuestros dirigentes”, dijo.

Asimismo Peña advirtió, “seguiremos en las calles hasta que el Gobierno derogue el Decreto Presidencial que atenta contra la estabilidad salarial de los trabajadores”, señaló.

Por su parte, Niuman Páez, presidente de la Asociación de Profesores de la UPEL Maracay, (Aproupel) indicó que continuarán luchando hasta lograr que el Gobierno entienda que la tabla salarial impuesta es un atentado a la economía familiar.

“El Gobierno no quiere darse cuenta que el hambre está destruyendo a la universidad”, consideró.

LUIS CHUNGA| elsiglo
foto | RAFAEL SALGUERO

Loading...