Avances tecnológicos para convivir con la diabetes

Vivir con diabetes significa tener que estar constantemente pendiente de los niveles de glucosa en la sangre. Una tarea para la cual es necesario disponer de la información más precisa y actualizada posible para posteriormente poder tomar la decisión terapéutica más adecuada.

Tradicionalmente, este proceso quedaba sujeto a continuos pinchazos en las yemas de los dedos que permitían extraer pequeñas muestras de sangre. Pero la llegada de los sistemas de monitorización con sensores de tipo flash promete mejorar el control de la glucosa y, sobre todo, la calidad de vida de los pacientes.

Esta herramienta tecnológica puede suponer un antes y un después en la vida de los pacientes diabéticos. Todo ello gracias a un pequeño sensor (del tamaño de un parche) que se adhiere a la piel y permite medir en tiempo real los niveles de glucosa en sangre y la tendencia de los mismos.

Una información detallada que posteriormente es transmitida a un lector externo de datos que incluso puede sincronizarse con algunos dispositivos móviles, proporcionando alertas en caso de subidas o bajas de los niveles de azúcar en sangre.

Hace apenas unas semanas, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social anunció la financiación de estos nuevos sistemas de monitorización de la glucosa para los menores de 18 años con diabetes mellitus de tipo 1.

Una medida que desde hace años reclamaban las asociaciones de pacientes diabéticos de todo el estado y que, por el momento, sigue en una fase de estudio antes de implementarse de manera definitiva en el Sistema Nacional de Seguridad Social.

Según apunta el Ministerio, se estima que hasta 13.250 menores se podrían ver beneficiados por esta nueva medida que evitará a cada persona una media de seis pinchazos al día.

 

 

 

Loading...