Delincuentes rasparon las tarjetas de ciudadano raptado en Maracay

Este sábado, familiares de José Alejandro Andrade Marchena, de oficio comerciante, quien resultó aparentemente raptado por sujetos aun desconocidos durante la mañana del pasado miércoles, dieron a conocer a los reporteros del diario elsiglo su versión de los hechos, señalando que la ultima vez que se comunicaron con su pariente fue ese mismo día de los hechos y desde ese momento no han parado de buscarlo incesantemente. Resaltaron que las tarjetas de crédito y debito de la victima fueron raspadas en diversos puntos de la ciudad.

También te puede interesar: Desur desarticuló banda “Los Chacareros de San Vicente”

raptado
Imagen referencial

Edgar José Andrade, hermano, relató a la prensa que el ciudadano habría salido de su morada ubicada en el sector Las Acacias del municipio Girardot, a eso de las 6:38 minutos de la mañana del martes, con destino a residencias Palo Negro, lugar donde visitaría a su hijos y al mismos tiempo hacerle entrega de algunos alimentos. Habría señalado lo siguiente: “voy a entregarle una comida a los niños”. Luego de eso se marchó con rumbo desconocido.

Luego de pasar unas horas, el hombre decidió retornar a su casa y a las 11:00 am éste se comunicó con su pequeña por medio de mensajes de texto. Posteriormente, en horas de la tarde, Alejandro se emperchó y entre las 5:00 y 6:00pm salió de su casa a bordo de su vehiculo Cavalier color rojo placa AD644SD. No indicó a sus seres queridos para donde se dirigiría.

Al caer la mañana, un hermano de la victima de nombre Ángel o como lo llaman cariñosamente en casa “negro”, decidió escribirle a su celular para indicarle que cancelara algunos granos que el mismo habría encargado, sin embargo, no recibió respuesta alguna y por ello le manifestó a su hijo que se comunicara con su tío “llámalo que él respondiera rápido” y así este marcó el numero telefónico respondiendo, sorpresivamente, una mujer.

El sobrino de Alejandro quedó pasmado, al escuchar la voz femenina, sin embargo, le pregunto por su tío, y ésta le indicó: “El se está duchando yo le digo, que te llame” y colgó. Luego de unos minutos el joven de nuevo escribió al celular “tío transfiéreme el dinero que aquí está tu pedido” y automáticamente éste le respondió “no me abre la pagina BOD” y de allí vino la sospecha.

“Cuando me respondió que la página no le habría dije que no era él, puesto otra persona maneja esa cuenta”, dijo el sobrino. Horas después, como cosa rara, observaron que rasparon la tarjeta del hombre en varios establecimiento comerciales incluyendo un restaurante ubicado vía de Cagua.

” Notamos la irregularidad y de inmediato nos apersonamos a este establecimiento de comida rápida, contamos lo sucedido al personal que allí labora, con la intención de tener acceso a las cámaras, no obstante, éstos nos manifestaron que era imposible nuestra petición pues solo los funcionarios del Cicpc podrían tener acceso; regresamos a casa algo acogidos y desesperados”, dijo Edgar.

Por otra parte, indicó que mucho antes de verificar que raspaban la tarjeta, Alejandro ya habría escrito a otras personas solicitándole el préstamo de dinero y el cual debían transferir a su cuenta “esa fue otra cosa que nos llamó la atención, todo era muy extraño”.

Ante tantas irregularidades y al ver que el comerciante no aparecía, de inmediato los parientes se trasladaron hasta la sede del Conas, consignado la denuncia, pensaron se trataba de un secuestro, pero no era más que un rapto ya que nadie habría llamado para solicitar dinero por la entrega del ciudadano.

Rápidamente los cuerpos seguridad iniciaron la búsqueda y consecuentemente rastrearon la ultima llamada dando la ubicación en la zona de Corinsa, pero minutos después la señal se perdió, “prácticamente se lo trago la tierra”, exclamó el hermano.

Pero la búsqueda continuaba y se fueron a la sede de Senamecf en Caña de Azúcar para corroborar si allí habían trasladado el cuerpo de esa persona que andan buscando entre cielo y tierra, así como otros sitios concurridos por la persona, y hasta visitaron un vidente, pues la fe mueve montañas, pero todo aun sigue siendo nulo o un misterio, la persona continúa desaparecida.

“Los funcionarios del Conas nos han prestado todo su apoyo, hemos buscado en la laguna de Bella Vista, Cagua, La Cabrera, pero nada además hemos notado que el caso no avanza, presumimos que el móvil sea pasional, que Alejandro se topó con la mujer equivocada”.

Los parientes hicieron un llamado a los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalistas a que agilicen la búsqueda de José Alejandro Andrade.

RAIZA VILLAFRANCA |elsiglo

Loading...