Janis Joplin: el misterio de su muerte en una habitación de hotel

Loading...

Janis Joplin tenía solo 27 años en 1970 cuando murió de una sobredosis involuntaria de heroína en el Hotel Hollywood Highland Gardens (conocido por aquel entonces como el Landmark Motor Hotel). En aquel entonces, el Landmark era simplemente un humilde motel de carretera, pero tras la muerte de la famosa cantante, se labró la fama de ser un lugar de misterio debido a como se desarrollaron los acontecimientos.

También te puede interesar: Datos para conocer y recordar a Armando Reverón

Janis Joplin
Imagen referencial

El hotel de Hollywood se construyó en la década de 1950 junto a Hollywood Boulevard. Su ubicación atrajo a artistas y celebridades de la época, entre ellos Rat Packers, Jefferson Airplane, Siegfried & Roy y también la estrella musical de los 70, Janis Joplin. Hoy en día, el hotel se conserva como un “mito urbano” debido a su habitación 105. Los lugareños susurran que no comprenden todo lo que llegó a suceder en esa habitación el día de la muerte de Joplin.

Resultado de imagen para janis joplin Highland Gardens

Janis Joplin llevaba un tiempo viviendo en el hotel antes del fatídico día de su muerte. La cantante se alojaba con su nueva banda, Full Tilt Boogie ya que se encontraban grabando su cuarto álbum en Sunset Sound Recorders, a unos mestros del hotel Landmark en Hollywood.

Desgraciadamente, murió antes de que todas las canciones estuvieran completamente completas, pero había suficiente material bueno para compilar un LP. El resultado de las sesiones fue el lanzamiento póstumo de Pearl (1971), que se convirtió en el álbum más vendido de su carrera y presentó su single de mayor éxito, una versión de Kris Kristofferson “Me and Bobby McGee”.

Resultado de imagen para janis joplin

¿Pero cómo fue la misteriosa muerte de Janis Joplin? El 4 de octubre de 1970, Joplin no se presentó a una sesión de grabación. El representante del grupo, John Cooke, fue al Landmark Hotel donde descubrió su cuerpo en la habitación 105. Se la encontró sola, boca abajo, y encajada entre el tocador y la cama después de haberse inyectado heroína unas 16 horas antes de que la encontrasen. El informe médico fue que murió por sobredosis de heroína, con una pureza de entre el 60 y el 80%. Es decir, una dosis 8 veces más fuerte de lo normal.

Desde el preciso momento en el que se dio a conocer su muerte, comenzaron a surgir teorías sobre la misma, con algunos escépticos creyendo en que, si bien la cantidad de heroína que Joplin se inyectó era letal, las jeringas que en teoría tenía que haber utilizado nunca se encontraron en la habitación, lo que levantó sospechas en cuanto a la presencia de una segunda persona en el lugar. El día anterior a su muerte, Joplin había discutido con su novio Seth Morgan, tras no presentarse este en el estudio de grabación tal y como le había prometido.

Debido al disgusto, la cantante visitó un bar en compañía de sus amigos, pero se cree que no estuvo mucho tiempo bebiendo ya que su muerte se fija en torno a la 1 de la madrugada.

Nace así el misterio de la muerte de una joven estrella cuyo funeral fue también noticia: los asistentes al funeral disfrutaron de brownies de hachís, algo que había previsto la cantante.

Resultado de imagen para janis joplin Highland Gardens

En la década de 1980, el Landmark pasó a llamarse Highland Gardens y, en lugar de ocultar el hecho de que Janis Joplin había muerto en la habitación 105 (los propietarios de Landmark habían mantenido el número de habitación en secreto), los nuevos propietarios decidieron promocionarlo. En la actualidad, es un lugar de descanso popular para los creyentes en fantasmas y las imágenes en el sitio web parecen atractivas, pero la realidad puede ser completamente diferente.

Muchas de las habitaciones en Highland Gardens se han renovado a lo largo de los años, pero la habitación 105 ha permanecido prácticamente intacta, aumentando su misterio, y de alguna manera, provocando que sea lugar de peregrinación para los fans de Joplin.

Imagen relacionada

Fuente: OkDiario

Loading...