Lo asesinaron por resistirse al robo de un celular

A las 5:00 de la madrugada del miércoles, falleció en el área de cuidados especiales del Hospital Central de Maracay un joven que fue víctima de la delincuencia tras recibir un disparo a la altura de la rodilla a causa de resistirse a la entrega de un celular de tercera generación.

Sugin Lugo, madre de la víctima, manifestó que el suceso ocurrió el martes a las 7:00 de la noche, “cuando mi hijo, quien residía en el pasaje 13, casa número 112 del barrio San José, se trasladó al sector Las Casitas en Guasimal a visitar a mi madre”.

Sugin Lugo dijo que su hijo murió por falta de medicamentos

– De regreso a la casa, lo interceptó un desconocido que portaba una pistola de alto calibre y de pronto mi hijo se vio rodeado de otros delincuentes. En medio del aprieto, Douglas Benjamín Lugo Lugo, de 19 años de edad, emprendió la huida a toda velocidad.

– Poco después, el sospechoso le efectuó un disparo a la altura de la rodilla derecha e inmediatamente lo neutralizó. Una vez que lo vio tendido en el piso, bañado en sangre, el maleante le despojó del celular y se retiró de la zona con el resto de los sospechosos.

Sacando fuerzas, el muchacho como pudo regresó a la casa de la abuela pidiendo ayuda para que lo trasladaran al Hospital Central de Maracay. Clamaba que no lo dejaran
morir.

– De allí lo refirieron al Seguro Social de San José y en ese hospital me dijeron que no había insumos médicos ni mucho menos equipos especiales. Me obligaron a sacarlo de ese centro. “Estando en el HCM, comenzó otro vía crucis. Me expresaron que no había medicamentos y para aceptarme a mi hijo, tenía que firmar un documento avalando que si él moría, los médicos no tenían culpa.

“Me ordenaron comprar gasas y otros remedios. No pude hacer nada en lo absoluto. Soy una persona con discapacidad y actualmente no trabajo. Douglas falleció por negligencia de los facultativos de guardia y por la carencia de medicinas”, dijo la denunciante.

Dijo que en el HCM no hay nada y quien se enferma en la actual coyuntura, te obligan a firmar el acta de muerte y eso es injusto. Un país con tantos recursos naturales, tristemente me duele expresarlo pero hay que decirlo, nuestros pacientes se están muriendo. No hay quien asuma la responsabilidad.

También te puede interesar: Falleció obrero al caer de una platabanda

– Perdí a mi hijo. Me lo hirieron por resistirse al robo de un celular y lamentablemente ese caso se quedará sin castigo. “No tengo dinero”, manifestó la denunciante.

– No obstante, las esperanzas no están perdidas. Arriba hay un ser especial que “castiga sin palo y sin rejo”. Se lo dejo en manos de mi Dios Supremo y él aplicará la justicia en su justo momento. Las cosas de Dios son sagradas, concluyó expresando.

Pese a ese señalamiento, una comisión de la Base de Homicidios de Maracay se trasladó al sitio iniciando las averiguaciones de rigor y colectó algunas evidencias de interés investigativo. Los homicidas podrían estar identificados a través de sus remoquetes.

LUIS A. QUINTERO | elsiglo
foto | FAUSTINO PÉRTEZ

Loading...