Jubilados y pensionados del Seniat protestaron en Ribas

La mañana de ayer el Gremio de Jubilados y Pensionados del Seniat (Gjubypens), se reunieron a las afueras de la institución en la ciudad de La Victoria, motivados a mostrar su descontento con respecto a lo que ellos consideran el nivel salarial, el cual por decreto llevó a nivel de salario mínimo sus ingresos mensuales y además la eliminación de las bonificaciones vigentes desde la fundación del organismo tributario.

En este sentido, los afectados indicaron que se encuentran en una situación vulnerable, ya que lo que reciben de cancelación no les alcanza para costear un nivel de vida digno.

Los afectados se apostaron en las afueras del organismo en La Victoria

“Estamos como todos en manos de la inflación, se realizó un aumento salarial, el cual presumimos que no tendrá ningún tipo de beneficio para nosotros, como todos los anteriores”, aseguró el ingeniero Pedro Brito.

Brito además señaló que los hizo realizar esta acción pacífica es que han quedado desprotegidos en materia de asistencia médica, ya que la póliza colectiva que los ampara asciende a la pírrica cantidad de BsS. 250, monto que les parece “ridículo”, frente a la realidad del costo de los implementos médicos a la hora de cualquier emergencia.

“Ya tenemos varios fallecidos de nuestra agremiación por las deficiencias en la atención médica, ya que las clínicas se niegan a recibirnos a la hora de una emergencia. Es insostenible la situación. Sin contar, que tampoco contamos con un seguro funerario, ya que el mismo nos ampara sólo en 300 bolívares soberanos y el más humilde de los servicios de este tipo supera los 40 millones soberanos”, puntualizó el denunciante.

También te puede interesar: Jaua: El incremento salarial es un derecho de los trabajadores

Es por ello, que los manifestantes que son unos 20 del municipio Ribas, exclamaron, que la razón, la justicia y las leyes les dan la razón para elevar estas protestas. “El artículo 91 de la Constitución reza que todo trabajador o trabajadora tiene derecho a un salario suficiente que les permita vivir con dignidad y cubrir para sí y su familia las necesidades básicas materiales, sociales e intelectuales”, dijo.

Entre tanto, este gremio espera que sus acciones pacíficas toquen el corazón y la conciencia de las autoridades pertinentes, para que así se reúnan con ellos y de esa manera lleguen a una solución que les brinde bienestar a todos. De lo contrario seguirán llevando a cabo estos plantones.

DANIEL MELLADO | elsiglo

Loading...