Tachirenses viven calvario para conseguir gasolina

Loading...

Los habitantes del estado venezolano de Táchira, en la frontera con Colombia, viven un calvario para aprovisionarse de gasolina, debiendo realizar filas de hasta tres días en vísperas de que empiece a regir un nuevo sistema de pago.

Si bien el desabastecimiento de combustible es crónico en esa región, el problema se agravó esta semana con el cierre de varias estaciones sin que las autoridades hayan explicado el motivo.

Decenas de personas han tenido que pasar la noche en sus carros o en hamacas colgadas de los árboles mientras hacen filas de hasta cinco cuadras, que terminan por bloquear avenidas.

LEA TAMBIÉN: En Guárico arrancó sistema de pago automatizado de gasolina

gasolina
Guardias Nacionales controlan la cola en una estación de servicio de San Cristóbal

PESADILLA SIN GASOLINA

Algunos pusieron colchonetas en la parte trasera de sus camionetas para descansar, mientras que otros aprovecharon la espera para jugar partidas de dominó en mesas de plástico en la calle.

“Es imposible surtirse, esto es una pesadilla”, dijo a la AFP Anggy Uzcátegui, 31 años, en San Cristóbal, capital de Táchira, tras recorrer varias gasolineras que no abren desde el lunes.

Táchira es considerado por el gobierno del presidente Nicolás Maduro como uno de los puntos por donde más combustible de contrabando sale hacia Colombia, pese al estricto control militar.

gasolina
Una mujer descansa mientras se mantiene en la cola

“San Cristóbal está colapsada e intransitable”, señaló la gobernadora de Táchira, la opositora Laidy Gómez.

Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras, tiene la gasolina más barata del mundo, al punto que con un dólar se pueden comprar seis millones de litros.

El contrabando, según Maduro, genera pérdidas anuales de entre 10.000 y 18.000 millones de dólares al año.

AFP

Loading...