Falleció ladrón de residencias en un procedimiento policial

Loading...

En un presunto enfrentamiento con funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritos a la Subdelegación de Maracay, resultó herido un individuo solicitado por los delitos de robo y hurto de residencias, así como también presentaba reseñas policiales por el mismo delito.

El sujeto respondía al nombre de Antony Gerardo Álvarez Sandoval, de 34 años de edad, según la información facilitada a los periodistas de sucesos.

Arma incautada en el sitio del suceso

La situación irregular ocurrió a las 12:30 del mediodía del lunes pasado y tuvo como escenario la invasión de Jerusalén, en Las Vegas de Palo Negro del municipio Libertador.

La persona era conocida con el apodo de “El Jerusalén” y fungía como líder negativo de una peligrosa banda que se dedicaba a cometer una infinidad de hechos en Palo Negro y sectores aledaños.

Anthony Gerardo Álvarez Sandoval, muerto

Se indicó a los reporteros que las comisiones policiales se dirigieron a ese sitio en Palo Negro, realizando trabajos de campo y además labores de inteligencia, atendiendo denuncias de las víctimas para dar respuestas sobre la actuación ilícita de un grupo de malhechores.

También te pueden interesar: Una persona muerta arrojó saldo de un enfrentamiento entre bandas

Una vez en la comunidad, los sabuesos avistaron a Álvarez Sandoval, a quien se le dio la voz de alto y éste respondió con agresión, disparando a los investigadores del Cicpc.

Tras la situación irregular, los sabuesos, como mecanismo de protección, respondieron a la acción de “El Jerusalén”, registrándose luego un enfrentamiento. Durante el evento el delincuente cayó herido e inmediatamente fue trasladado a un centro asistencial, donde falleció a los minutos.

Se recuperó un arma de fuego, tipo revólver y otros elementos de interés investigativo. El cuerpo fue trasladado a la Morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...