Drones más sofisticados para combatir la caza furtiva en la India

Las autoridades del Parque Nacional de Kaziranga, hogar de la mayor población de rinocerontes de un solo cuerno del mundo y ubicado en el noreste de la India, planea comenzar el mes próximo a utilizar drones con mayor autonomía de vuelo para acabar con las intrusiones de cazadores furtivos.

India

Aunque el problema ha disminuido en los últimos años, algunos de los 2.413 rinocerontes de un solo cuerno contabilizados en el último censo realizado en 2018 en el parque todavía caen presa de la caza furtiva, con vistas a vender sus astas en el mercado internacional.

Hay un área de unos 23 kilómetros en Kaziranga que linda con el río Brahmaputra, una frontera porosa a través de la que se cuelan los cazadores furtivos, explicó a Efe Dev Prakash Bankhwal, conservador de bosques para la Fauna del Gobierno de Assam, donde se encuentra el parque natural.

“De modo que en esa zona queremos tener vigilancia con drones, queremos volar aviones no tripulados de larga duración en esa franja de nuestra frontera”, apuntó, al precisar que desean utilizarlos a diario para evitar “cualquier tipo de intrusión”.

Cree que también será útil cuando los animales, particularmente los rinocerontes, salgan de los límites del parque.

Así, las autoridades forestales podrán echarle un ojo a estos mamíferos símbolo de Kaziranga y ayudarles a volver a los límites del parque cuando se les ocurra hacer una incursión al exterior.

Bankhwal espera que estos drones lleguen al parque el próximo octubre, tras casi cinco años de retrasos, puesto que el proyecto necesitaba luz verde del Ministerio de Interior, el de Defensa y el de Medioambiente.

Asegura que solo dos aviones no tripulados serán suficientes.

“Tenemos el Instituto de Fauna de la India, que es una organización del Gobierno indio, así que nos dirán cuántas horas puede volar el dron. Si tiene autonomía para cerca de dos horas, nos gustaría tener dos”, explicó.

Y es que en la actualidad Kaziranga tiene a su disposición tres drones de corta duración, con una capacidad muy por debajo de la necesaria para luchar contra la caza furtiva en el estrecho del Brahmaputra.

“Tenemos estos drones que vuelan entre 15 y 30 minutos, son drones de duración menor, de modo que pueden servir para su propósito en una pequeña unidad geográfica localizada, pero para un larga franja de río necesitamos drones de larga duración”, confesó.

Quizás con la adquisición de estos ayudantes tecnológicos se pueda eliminar por completo una lacra que ya ha ido decayendo con los años.

El conservador de bosques para la Fauna afirma que este año se registraron cinco casos de caza furtiva en Kaziranga, en dos de los cuales las autoridades lograron recuperar los cuernos, mientras que en otro el criminal murió en un enfrentamiento antes de que la Policía y los guardabosques lograsen incautarse del botín.

“Muchos cazadores furtivos han sido arrestados”, concluyó, optimista.

El biólogo de la ONG Wildlife Trust of India (WTI) Rathin Barman, instalado en Kaziranga, considera que la utilización de aviones no tripulados con mayor autonomía de vuelo será muy beneficiosa para la prevención de la caza furtiva en el parque.

El experto se muestra optimista al afirmar a Efe que esta lacra “ha disminuido en los últimos años y se puede decir que está bastante bajo control”.

La muerte de cualquier rinoceronte es mala, pero la caza de estos cuatro o cinco animales no va a afectar a toda la población”, aseveró.

En su opinión, en la India no existe mercado para el asta de estos rinocerontes, pero sí hay una demanda “tremenda” en el mercado internacional.

Por ello, los cuernos robados en la India son vendidos en países de la región como China o Vietnam, manifestó Barman.

Estos rinocerontes, de color grisáceo y con una vista considerablemente reducida, habitan en praderas y bosques a los pies del Himalaya y pueden correr por cortos periodos de tiempo a una velocidad de 40 kilómetros por hora, además de ser excelentes nadadores.

Con un peso que puede alcanzar los 2.200 kilos, una altura de hasta 1,8 metros y un cuerno que a veces crece hasta los 45 centímetros, se concentran principalmente en el Parque Nacional de Kaziranga y en el Parque Nacional de Chitwan, en Nepal, según datos del espacio natural indio.

EFE

Loading...