Longchamp festeja sus 70 años con un desfile en la Fashion Week de Nueva York

Loading...

Longchamp

Las marcas de lujo gustan celebrar sus aniversarios de manera fastuosa. Después de Ralph Lauren, que festejó su cincuentenario el viernes, la casa francesa Longchamp conmemoró este sábado sus 70 años con un inédito desfile en la Fashion Week de Nueva York para marcar sus ambiciones en el pret-a-porter de Estados Unidos.

Kate Moss, que fuera embajadora de este gran nombre del lujo francés durante ocho años, y Kendall Jenner, nueva cara de la marca, estuvieron en primera fila de esta iniciativa de esta compañía familiar, que hasta ahora se limitaba a organizar desfiles para su propia red.

Longchamp
Las modelos Kate Moss y Kendall Jenner entre las invitadas

La directora artística, Sophie Delafontaine, nieta del fundador, pretendió aliar “espíritu californiano y elegancia francesa”. 

Entre las 40 modelos destacó la muy disputada Kaia Gerber, de 17 años, hija de Cindy Crawford.

Longchamp, que devino célebre con su cartera Pliage en nailon, lanzada en los años 1970, comenzó a interesarse en las mujeres recién a partir de la década siguiente, y en el prêt-à-porter y el calzado hace 10 años, recordó su director general Jean Cassegrain, nieto del fundador.

LEA TAMBIÉN: Ropa con superpoderes es una realidad en la pasarela de Madrid


Longchamp

“Fue necesario implementar una cadena de proveedores (…), ampliar los comercios (…). Somos una casa familiar, independiente, lo hicimos a nuestro ritmo (…) Sólo nos faltaba el desfile”.  

La marca eligió Nueva York para destacar su “lado cosmopolita”, aunque la mayor parte de sus ventas y de sus 1.500 locales están en Europa, explicó Cassegrain.

Longchamp
Priyanka Chopra, otra de las celebridades invitadas

Como muestra de la voluntad de esta marca de lujo de reforzar su presencia en Estados Unidos, la empresa inauguró en mayo una boutique en la prestigiosa 5th Avenue, y abrirá otra en septiembre en Los Angeles.

La marroquinería continúa representando más del 90% del volumen de negocios anual de la empresa, que llega a unos 600 millones de dólares.

“Hace 25 años moda y marroquinería eran sectores separados. Hoy son lo mismo. (…) La cartera es actualmente un objeto de moda, y la marca debe ser también una marca de moda”, señaló Cassegrain.

AFP

Loading...