Cayó abatido otro de los homicidas del funcionario de Linares Alcántara

Otro de los delincuentes involucrados en la muerte del oficial de la Policía Municipal de Francisco Linares Alcántara, José Alejandro Rodríguez, hecho ocurrido durante la noche del martes pasado en la calle principal del sector 5 de Los Hornos en Palo Negro, cayó abatido tras resistirse a la voz de alto de los funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, adscritos a la Subdelegación del sector 9 de Maracay.

También te interesar: Liquidaron en un enfrentamiento a integrante de “Los Chevrolet”

abatidos
Jensse Jesús Obelmejías Pineda, alias “El Nari” y José Alejandro Rodríguez, abatidos

La acción policial se llevó a cabo a eso de las 11:30 de la noche del jueves en la calle Los Apamates de Los Hornos, según la información facilitada a los medios de comunicación social.

El sujeto fue identificado como Jensse Jesús Obelmejías Pineda, de 32 años de edad, conocido en los bajos mundos como “El Nari”, primo de un peligroso delincuente apodado “El Satánico”, quien presenta un amplio historial por varios crímenes, secuestro, robo y hurto de vehículos, entre otros hechos irregulares en la entidad regional.

Se encontraba solicitado ante uno de los tribunales del Circuito Judicial del estado Aragua por el delito de porte ilícito de arma de fuego y además ostentaba reseñas por los delitos de robo y homicidio.

De acuerdo a las fuentes consultadas, los investigadores del Cicpc, de la mano del comisario Richard Figueredo, supervisor de Investigaciones y el inspector jefe Ramón Duque, se trasladaron a la comunidad de Los Hornos en la continuación de las averiguaciones de rigor para dar con el paradero del resto de los antisociales implicados en la muerte del oficial Rodríguez, conocidos con los apodos de “El Brando”, “El Ricky”, “El Movicoy”, “El Kleiver”, “El Gocho” y otros hampones, todos ellos plenamente identificados.

Al aproximarse a la calle Los Apamates, los sabuesos fueron recibidos a plomo limpio y en medio de la situación de violencia, los dirigidos por Figueredo y Duque, sostuvieron un fuerte enfrentamiento.

Durante el intercambio de disparos, el sospechoso en la muerte del policial cayó herido e inmediatamente fue trasladado a un centro asistencial del municipio donde falleció a causa de las heridas. Sus amigos que lo acompañaban se dieron a la fuga en medio de la oscuridad de la noche y se presume que algunos de ellos estén incursos en la muerte del gendarme de Santa Rita.

Se recuperó en la escena del suceso una pistola de alto calibre, y el cadáver del individuo fue trasladado a la Morgue de Caña de Azúcar para la autopsia de ley. Los investigadores se mantienen en la calle tras la captura del resto de la organización delictiva que actúa al margen de la ley en ese municipio.

LUIS ANTONIO QUINTERO | elsiglo
fotos | FAUSTINO PÉREZ

Loading...