Lismar Lyon: “En Buenos Aires daré lo mejor de mí”

Lismar Lyon inspira confianza. Es alegre, amigable y disciplinada, tres características que la empujaron a alcanzar uno de sus sueños: representar a Venezuela en los Juegos Olímpicos de la Juventud.

Con 17 años, la nacida en San Félix, estado Bolívar confesó que su pasión por el deporte empezó con el fútbol, de allí, pasó a las piletas, sitio que define como el “lugar que la hace feliz”.

“La natación la empecé a los ocho años, gracias a mis hermanos. Todos ellos la practicaron y yo seguí ese camino”, sostuvo.

Lyon, quien ha sido campeona nacional en más de diez oportunidades, también ha representado y dejado el tricolor en alto internacionalmente en competencias como el Speedo Sectionals, Estados Unidos 2018: 1era en 50 y 100 mariposa, Copa UANA Corals Spring: 1ra en 50 m mariposa 2da en 100 m mariposa, 3era en 50 m libres, además también brilló en los II Juegos Suramericanos de la Juventud, Santiago 2017, donde se coronó campeona en los 50 y 100 mariposa.

“Los Suramericanos los defino como una de las competencias más importantes de mi vida porque fue la primera vez que gané dos medallas de oro en una competencia internacional y logré la marca A para Buenos Aires”, señaló.

ENFOCADA

“Lily”, como cariñosamente le dicen, tiene su objetivo claro: Ser una de las mejores en los Juegos Olímpicos Juveniles.

La criolla continuó su preparación rumbo a Buenos Aires, en Ohio, gracias a la Beca de la Federación Internacional de Natación, obtenida de la mano de la Federación Venezolana de Deportes Acuáticos y el Comité Olímpico Venezolano.

“El entrenamiento ha estado basado en los Juegos Olímpicos. Estuve en Ohio, una planificación de seis meses para mejorar y estar lista. El año pasado nunca me imaginé esto. Cuando hice mis marcas me sentí confiada y no lo veo imposible. Desde un principio siempre me sentí muy feliz”.

SIN LÍMITES

Lyon, quien confiesa admirar a Katinka Hosszu, por ser una nadadora de talla mundial, no se limita. “Nunca dejen de luchar por sus metas, cada fracaso más adelante te llevará al éxito”.
Después de Buenos Aires, tiene pensado combinar sus entrenamientos con sus estudios.

“Me voy a dedicar a estudiar, a esta edad uno decide qué es lo que quiere ser. Quiero estudiar odontología, mis hermanos son médicos, y a mí me gusta esta parte. Yo sé que puedo”.

Su mensaje es claro. La juvenil quiere decirle al mundo que no dejen de soñar y hacer lo que les gusta: “Los invito a practicar natación. Es uno de los deportes más completos que tenemos, encontramos amistad, compañerismo y disciplina”.

elsiglo

Loading...