Ordenan prueba de ADN para pareja chilena detenida en Perú

Loading...

La justicia de Perú ordenó realizar pruebas de ADN a un matrimonio chileno, preso por supuesta trata de personas tras intentar salir del país con sus hijos, dos mellizos concebidos en un vientre de alquiler, informó el jueves el gobierno.

“La prueba determinará si Jorge Tovar Pérez y Rosario de los Ángeles Madueño Atalaya, ambos de nacionalidad chilena, son los padres biológicos de los niños con iniciales M.T.M. y R.T.M.”, indicó el ministerio de Justicia en un comunicado sobre un caso, que puso en evidencia el desconocimiento de algunos jueces de temas de fertilización asistida.

La jueza, que ordenó a finales de agosto la detención preventiva de la pareja durante 12 meses, fue criticada por la Corte Suprema de Justicia, que recordó que en Perú existe una jurisprudencia para estos casos y hay procesos de maternidad subrogada (“vientres de alquiler”) desde el 2011.

Según medios judiciales, se prevé que el resultado de las pruebas de ADN ayude a esclarecer el caso y a acelerar la liberación de la pareja.

El matrimonio optó por un vientre de alquiler ante la imposibilidad de tener hijos, según su abogado.

“La justicia está divorciada de la realidad” en este caso, dijo de su lado el Defensor del Pueblo, Walter Gutiérrez, agregando que la jueza que ordenó prisión preventiva tiene la obligación de conocer la jurisprudencia sobre la reproducción asistida.

La pareja chilena fue impedida de retornar a su país el 25 de agosto, con los recién nacidos en brazos. Las autoridades migratorias sospecharon del presunto delito de trata de personas porque ingresaron al Perú sin ellos.

La pareja alega ser los padres biológicos, indicando que los niños fueron concebidos mediante reproducción asistida.

Los niños fueron entregados en custodia provisional a una institución estatal, mientras la mujer peruana que alquiló su vientre, defendió a los padres de los pequeños.

También te puede interesar: Proteccionistas de animales protestaron pacíficamente en Ribas

“No son mis hijos porque los embriones no son míos, son los de los esposos chilenos”, dijo la mujer ante fiscales, según un documento difundido por la prensa.

El médico Luis Noriega, que hizo el tratamiento de reproducción asistida, explicó a la prensa que el embrión -formado por un óvulo donado y por espermatozoides de Tovar- fue implantado en el útero de una enfermera y de esa forma nacieron los mellizos el 28 de julio.

La trata de personas es un delito penado en Perú con penas de cárcel que fluctúan entre 8 y 25 años.

AFP

Loading...