Márquez afirmó que no le molesta la actitud de Rossi

Marc Márquez (Repsol Honda RC 213 V), tendió la mano durante la conferencia de prensa de este jueves a Valentino Rossi (Yamaha YZR M 1), en un gesto público de intentar hacer las paces por sus diferencias del pasado, pero el italiano se la negó y el español restó importancia a su actitud al afirmar que “la vida sigue, no pasa nada”.

Márquez reconoció que ante la contestación de Rossi de que no pasaba nada entre ellos se ha “venido arriba”.

“Pero seguimos igual, la vida sigue y no pasa nada”, recalcó Márquez, quien reconoció que nunca le habían negado así la mano “sin estar Uccio -Uccio Salucci, asistente personal de Rossi- por en medio no; ya lo sabía y no pasa nada, pero se lo ha preguntado…”, dijo Márquez.

“Por mi parte no hay problema, estoy contento, estoy feliz y no hay ningún problema, asumí en su día lo que había que asumir y no pasa nada, que la vida sigue y nadie es imprescindible aquí”, recalcó Márquez.

El ex piloto italiano Loris Reggiani aseguró en otras declaraciones que antes de pedir Márquez perdón a Rossi, tendría que pedir perdón a la afición del mundial por lo que hizo en el 2015, pero el piloto de Repsol Honda fue contundente al afirmar no saber “quien es Reggiani”.

“Y tampoco me interesa; no pasa nada, estamos en Italia, estamos líderes con 59 puntos sobre el segundo, todo va bien, estamos pilotando bien, así que calma y tranquilidad”, añadió Márquez.

“El año pasado fue un Gran Premio movido pero fue uno de mis mejores grandes premios, gané y conseguí ponerme líder otra vez, sí que este año llegamos en una situación diferente, pero toca mantener la paciencia, sacar el ciento por ciento mío, esta experiencia ya me ha pasado y no me incomoda para nada, al revés, me motiva”, aseguró taxativo Márquez sobre la presión y los pitos de los aficionados italianos sobre él del pasado año.

Al referirse al Gran Premio de San Marino de este fin de semana, Marc Márquez recordó los test realizados recientemente por Ducati en este trazado y reconoció que “los tiempos de las Ducati fueron muy rápidos y ya lo fueron el año pasado, así que seguramente este año tocará remar y tener paciencia al principio, ya que saldremos y ellos ya tienen una base de trabajo y a nosotros nos tocará trabajar, pero es importante que empecemos con una buena base”.

También te puede interesar: Márquez “positivo” a pesar de la octava posición

“La estrategia sigue siendo la misma, atacar para defenderse, que es la mejor estrategia, está claro que cuando atacas hay ese riesgo, que tienes que saber gestionar, pero hay que intentarlo, pues vendrán carreras como Tailandia, Malasia, Japón o luego Australia, en donde puede llover”, continuó el piloto de Repsol Honda.

“En todas las carreras que quedan puede llover, pueden pasar muchas cosas, lesiones, pero toquemos madera y ojalá que no, pero estamos en un campeonato largo, en el que quedan siete carreras, hay una más que el año pasado”, recordó Marc Márquez.

EFE

Loading...