Viajar a Maracay es una horrible travesía

Loading...

Si en la propia ciudad de Maracay ya se está haciendo cada vez más complicado el hecho de trasladarse de un lado a otro porque cada vez hay menos autobuses, los habitantes de zonas intrincadas y alejadas de la ciudad sufren aún más los embates de esa problemática.

Maracay
Pasajeros duran en la parada hasta tres horas para abordar una unidad de transporte

Eso justamente es lo que ocurre con la población de Magdaleno, cuyos pobladores deben pasar hasta cuatro horas en una parada con la intención de subirse en un autobús que los lleve directo a Maracay o a otros sectores aún más apartados.

“Para ir a Maracay son como tres horas que hay que esperar en la parada y treinta y cinco mil bolívares que hay que dejarles, sin importar el tipo de camionetas que sean”, sentenció Omar Bolívar.

También aclaró que la localidad no tiene un Terminal, sino que se utiliza la modalidad de las paradas, donde las personas en la noche pueden pasar hasta altas horas esperando un autobús que los lleve hasta Maracay o hasta Güigüe que son los únicos destinos que ofrece la corta oferta del transporte en Magdaleno.

Tambíen te pueden interesar: Gobierno de Aragua avanza en el reacondicionamiento de espacios públicos

Por su parte, Carolina Pedrozo se encontraba en una de las paradas a un lado de la carretera aguardando un autobús que se dirigiera hacia Maracay, mientras comentó que en el pueblo es bastante complicado el desplazamiento hacia las demás zonas, pues son pocas las unidades disponibles para subir hasta ese sector.

Rosana Valdés estaba acompañando a Pedrozo en la parada, pues también se disponía a ir hasta Maracay, porque según comentó, “nosotras somos amas de casa, entonces tenemos que ir hasta Maracay a ver qué conseguimos porque aquí casi no se puede comprar nada porque no hay donde, o sea están las bodegas, pero venden muy caro”.

Julio Rojas llega al Terminal de Güigüe a las 7:00 am para salir a las 10:00 am

La travesía desde Magdaleno hasta Maracay se convierte en una verdadera aventura para los pobladores del otrora turístico lugar, porque desde que se deciden a ir hasta la ciudad, ya saben que les tomará mucho tiempo hasta llegar a su destino.

“Como tres o cuatro horas hay que esperar aquí el autobús, y si acaso llegas a montarte porque esa es la otra, llegan muy llenos y uno no puede montarse”, se lamentó Pedrozo.

Finalmente, Julio Rojas, proveniente de Güigüe, comentó que desde hace mucho tiempo que ya presentan esa problemática en el sector transporte, lo cual hace que las personas pierdan demasiado tiempo intentando cumplir con todas sus actividades, porque imagínate yo llego al Terminal de Güigüe como a las 7:00 de la mañana, y vengo saliendo de allá como a las 9:30 o 10:00 am, ya cuando llego aquí es casi mediodía y no tengo nada qué hacer”.

Al poco tiempo llegó un autobús con destino a Maracay y las personas que se encontraban en el sitio haciendo largas filas comenzaron a organizarse para abordar la unidad, sin embargo no todos corrieron con la misma suerte, pues rápidamente el autobús arrancó dejando sin oportunidad de abordar el vehículo a más de la mitad de las personas que se mantenían en espera.

ANDRESSA GARCÍA | elsiglo
fotos | JOSÉ RAMÓN GONZÁLEZ

Loading...