Pizza carbonara: La receta más sencilla para hacer en el horno de tu casa

Gordons

Probablemente, la pizza carbonara es la receta más sencilla para hacer en el horno de tu casa y compartirla con amigos o familia en esas noches de peli y pizza o cuando nos reunimos unos cuantos para ver juntos los encuentros deportivos en una cena en grupo.

Pizza carbonara

Son ocasiones en las que no buscamos tanto ofrecer a nuestros invitados platos muy gastronómicos sino que queremos recetas sencillas, fáciles y rápidas que sean cómodas para repartir cuando tenemos la atención en el evento por el que nos hemos reunido. En estas reuniones, la pizza carbonara resulta ideal.

Ingredientes

Masa de pizza casera o refrigerada
Nata líquida para cocinar 100 ml
Tocineta 200 g
Queso Mozzarella 1 bola
Sal una pizca
Champiñones laminados 4
Pimienta negra molida al gusto
Queso rallado para pizza (variado) 100 g

Cómo hacer Pizza carbonara

Dificultad: Fácil
Tiempo total 30 m
Elaboración 15 m
Cocción 15 m

La receta de la carbonara que vamos a usar para hacer la pizza no es la de la receta de la salsa carbonara auténtica, la que se hace sin nata, sino la que se suele utilizar en las recetas de pizza carbonara de la mayoría de cadenas de restaurantes y empresas de pizza a domicilio, es decir la que se elabora con bacon, nata, champiñones y queso.

Comenzamos preparando la masa de pizza, -podéis usar una refrigerada si vais con prisa- o amasar la nuestra siguiendo las indicaciones que dimos para que no cometáis ningún error al hacer pizza casera. Para hacer la salsa carbonara, comenzamos cortando el bacon en tiras muy finas y las salteamos en una sartén hasta que comiencen a soltar su grasa. Las reservamos que ya se terminarán de cocinar en el horno. En la grasa que hayan soltado, salteamos los champiñones laminados vuelta y vuelta, reservándolos también.

También te pueden interesar:Elabora un exquisito arroz a la jardinera

Después añadimos la nata líquida y 50 g de queso rallado en hilos -cualquier mezcla que nos guste- y la reducimos hasta que empiece a fundirse el queso. Extendemos la masa o base de la pizza, ponemos tres o cuatro cucharadas sopera de la salsa de nata y queso sobre ella y la extendemos bien con el dorso de una cuchara. Después añadimos la mozzarella desmigada en trocitos, los taquitos de bacon y champiñones y el resto del queso rallado en hilos.

Añadimos un poco más de la salsa carbonara que hemos elaborado, -repartiéndolos por toda la superficie de la pizza-, espolvoreamos con abundante pimienta negra y la horneamos en horno a 230º durante unos 15 minutos hasta que los bordes de la pizza comiencen a tostarse.

Fuente: Informe21.com

Loading...