¿Cómo se hace la purpurina?

Loading...

Conocida como brillantina, purpurina o escarcha, es un conjunto de pequeñas partículas de distintos materiales, se estima que su tamaño es de 1mm².

Actualmente se hace de pedazos de plástico, hojas de aluminio, dióxido de titanio y óxido de hierro, que pintado de diferentes colores crean un efecto luminoso al reflejar la luz.

Purpurina

Conocida como brillantina, purpurina o escarcha, es un conjunto de pequeñas partículas de distintos materiales, se estima que su tamaño es de 1mm².

Actualmente se hace de pedazos de plástico, hojas de aluminio, dióxido de titanio y óxido de hierro, que pintado de diferentes colores crean un efecto luminoso al reflejar la luz.

¿Desde cuándo existe?

La purpurina se utilizaba antiguamente pero estaba hecha de micas en pequeños pedazos. Las micas son minerales caracterizados por su flexibilidad, elasticidad y brillo.

Esta brillantina rudimentaria se utilizaba para decorar pinturas rupestres y en muchas otras demostraciones artísticas de culturas antiguas. Su primera aparición registrada data entre el año 40.000 al 10.000 a. C.

Purpurina

Las mujeres hindúes la utilizaban para decorar su piel en fiestas o eventos especiales. También en la cultura griega, las mujeres usaban un tipo de escarcha proveniente del plomo pero esta era muy dañina y provocaba muchas muertes por envenenamiento.

También te pueden interesar:Te invitamos a conocer el McDonald´s más lujoso del mundo

Por otro lado, en 1934 Henry Ruschmann descubrió una forma de moler el plástico para crear brillantina de forma masiva.

¿Cómo se hace?

La escarcha se obtiene tratando láminas de aluminio con diferentes químicos, luego se cortan en pedazos mínimos. Para que quede brillante -como es característico- se trata con dióxido de titanio.

Uno de los tipos de escarcha más comunes son las blancas perladas. Este tono se logra gracias al oxicloruro de bismuto.

Primero debes tener colorantes de comida y sal. Luego necesitas calentar el horno a unos 170ºC. La sal debe mezclarse con unas gotas de colorante hasta que el color quede unificado.

La sal debe esparcirse de forma uniforme en una bandeja para ser horneada por unos 10 minutos. Luego lo dejas enfriar y tendrás escarcha casera en poco tiempo.

El tiempo en el horno también dependerá de su potencia, ya que si se pasa podría quemarse la sal y se oscurecería demasiado. Esto haría que pierda el efecto por completo del brillo necesario.

También hay una manera de hacer brillantina casera que brilla en la oscuridad, utilizando el mismo método anterior pero con pintura especial, no necesariamente colorante comestible.

Para hacer escarcha y decorar postres se puede sustituir la sal por el azúcar pero evidentemente esta pasa por el proceso de horneado porque se derretiría, por lo que su efecto no es tan vistoso como el de la sal.

Fuente: Culturizando.com

 

Loading...