Brasil elevará producción de uranio

Loading...

Brasil elevó este jueves su capacidad de enriquecer uranio con la inauguración de una nueva cascada de ultracentrífugas pero sus metas de alcanzar la autosuficiencia y de dominar todo el ciclo de producción de energía nuclear depende de que el próximo Gobierno retome las inversiones en el proyecto.

Brasil

La inauguración de la séptima torre de ultracentrífugas de la Planta de Enriquecimiento de Uranio que la estatal Industrias Nucleares do Brasil (INB) tiene en la ciudad de Resende, en el interior del estado de Río de Janeiro, fue considerada un marco en la historia de la industria nuclear de Brasil por el ministro de Ciencia y Tecnología, Gilberto Kassab, que encabezó la ceremonia.

Pero el propio ministro admitió que el futuro del proyecto depende de que el presidente que sea elegido el 7 de octubre próximo y que asuma en enero de 2019 retome las inversiones en el Programa de Energía Nuclear, reducidas a sus mínimos por los recortes presupuestaros del actual Gobierno.

“Nuestro objetivo es mostrarle al futuro Gobierno que ésta es un área prioritaria y presentarle los estudios que justifican que se mantengan las inversiones que son necesarias para que finalicemos lo más rápido posible el proyecto”, dijo Kassab a EFE.

La Planta de Enriquecimiento de Uranio de la INB comenzó a producir en 2000 parte del combustible demandado por las dos centrales nucleares brasileñas de generación de energía (Angra I y Angra II).

La previsión del Gobierno es concluir la primera fase del proyecto en 2019 con la operación de diez cascadas de ultracentífugas, con las que tendría capacidad de atender cerca del 70 % de la demanda de uranio enriquecido de Angra I.

La segunda fase del proyecto, que se extendería hasta 2033, prevé la instalación de otras 30 torres de ultracentífugas, lo que le daría capacidad a la INB de abastecer el 100 % del uranio enriquecido demandado por las centrales nucleares de Angra I, Angra II y Angra III, esta última en construcción.

“El valor estimado para concluir el proyecto es de unos 2.500 millones de reales (unos 625 millones de dólares), por lo que es necesario que el futuro Gobierno comprenda la importancia de esta inversión”, aseguró Kassab.

Con información de EFE

Loading...