Un hombre pasa 40 años plantando un árbol cada día en una árida isla

En 1979, Jadav Payeng, un residente de Assam, India, que por entonces tenía 16 años, realizó un sorprendente descubrimiento: varias serpientes muertas a lo largo de las orillas de la isla de Majuli, que está justo en medio del río Brahmaputra, uno de los más importantes de Asia. La causa de la muerte, la falta de sombra en la isla.

Foto referencial

Esta realidad afectó a Jaday: “cuando lo vi, pensé que incluso los humanos tendríamos que morir de esta manera, para saber lo que se siente”, afirma a NPR. Entonces, fue cuando decidió dedicar su vida a transformar la isla.

También te pueden interesa:Un perro salva a una familia de las inundaciones en India

Foto referencial

Se comprometió a plantar un árbol en el suelo todos los días, un acto admirable que ha acabado formando el bosque de Molai, una frondosa arboleda que ya cubre 550 hectáreas, la mayoría bambú y algodón. Gracias a ello, la isla hoy en día ha atraído a elefantes, rinocerontes, ciervos, jabalíes, buitres, reptiles e incluso tigres de Bengala.

Además de salvar la vida silvestre y reponer un ecosistema variado, el proyecto de reforestación ha ayudado a preservar el paisaje de la isla.

Durante la infancia de este hombre, estaba unido al continente; sin embargo, la naturaleza arenosa de sus orillas la dejó particularmente vulnerable a la erosión.

Foto referencial

Hoy, sin embargo, la tierra está anclada por árboles, protegiendo las barras de arena de las duras aguas del río.

Ahora conocido como el “hombre de la selva de India”, Jaday Payeng e alabado por su dedicación inquebrantable y por sus asombrosas contribuciones medioambientales. Aún así, insiste en que no puede llevarse todo el mérito: “no lo hago completamente solo; plantas uno o dos árboles y luego tienen que sembrar. Y una vez siembran, el viento sabe cómo esparcirlos, los pájaros también colaboran, las vacas, elefantes… incluso el río.Todo el ecosistema me ayuda”.

Foto referencial

 

Loading...