May quiere que Reino Unido se convierta en gran inversor en África

Loading...

La primera ministra británica, Theresa May, puso este martes en Ciudad del Cabo la piedra fundacional de una “nueva asociación” entre su país y África para compensar las pérdidas económicas consecuencia del Brexit.

También te puede interesar: Claves de la crisis migratoria en la frontera Venezuela-Brasil

May
Imagen referencial

“Hoy puedo anunciar una nueva ambición. De aquí a 2022, quiero que Reino Unido se convierta en el principal inversor de los países del G7 en África”, declaró May durante un discurso pronunciado en Ciudad del Cabo, en el marco de su primera gira africana, que la llevará además a Nigeria y Kenia.

Desde que los británicos decidieron en referéndum en junio de 2016 abandonar la Unión Europea (UE), Reino Unido multiplica los contactos diplomáticos para concretar acuerdos comerciales que sustituyan los establecidos con Bruselas.

“Todo el mundo tiene interés en que se creen empleos para atacar las causas y síntomas del extremismo y de la inestabilidad, para gestionar los flujos migratorios y para fomentar un crecimiento limpio”, dijo May en un discurso ante hombres de negocios y empresarios locales.

“Si no lo conseguimos las consecuencias económicas y medioambientales alcanzarán rápidamente los cuatro costados de nuestro mundo interconectado”, advirtió la primera ministra, según la cual, “las consecuencias humanas (…) serán globales”.

“Quiero economías africanas fuertes con las que las empresas británicas puedan hacer negocios de forma libre y justa”, martilló.

Asimismo anunció la asignación de 4.000 millones de libras (4.400 millones de euros) de inversión en las economías africanas.

Una reunión para la inversión en África tendrá lugar el año próximo en Londres, agregó la líder británico.

Por su parte, China (que no pertenece al G7) es por lejos el mayor inversor en África, y la semana próxima recibe a una pléyade de jefes de Estado en su principal reunión anual de negocios con el continente.

“No se puede competir con la potencia económica de ciertos países”, concedió May haciendo referencia a China, pero “podemos ofrecer (a África) inversiones a largo plazo y de alta calidad”, afirmó.

 ‘Preparativos para el Brexit’

Desde hace meses, May es criticada en su país tanto por los partidarios como por los detractores del Brexit, que dudan de su capacidad para manejar la salida de la UE.

La líder conservadora afirmó ante periodistas que su gobierno está “haciendo los preparativos necesarios” para evitar una catástrofe en caso de no alcanzar un acuerdo con Bruselas.

Una “falta de acuerdo” sería “preferible a un mal acuerdo”, repitió una vez más en declaraciones publicadas este martes en la prensa británica.

May conversó con el presidente sudafricano Cyril Ramaphosa, con quien firmó un acuerdo comercial bajo una intensa llovizna, muy británica.

“Estamos muy contentos con la contribución de Reino Unido a nuestra búsqueda de inversiones”, señaló Ramaphosa.

La economía sudafricana sufre un bajo crecimiento económico y un alto desempleo (más del 27%), y las consecuencias de los escándalos de corrupción bajo la presidencia de Jacob Zuma, quien renunció en febrero.

Ramaphosa espera que las negociaciones entre Londres y Bruselas conduzcan a un acuerdo “que restaure la estabilidad de la economía y de los mercados, así como la protección de puestos de trabajo”, porque a su parecer, el Brexit “también tiene su impacto sobre nuestra economía “.

Fuente: AFP

Loading...