Rohan Dennis fue un cohete en la primera jornada de La Vuelta a España

Loading...

El australiano Rohan Dennis (BMC) hizo honor a la etiqueta de favorito y fue el encargado de estrenar el maillot rojo de la Vuelta a España 2018 tras imponerse en la contrarreloj inaugural disputada en las calles de Málaga con un recorrido de 8 kilómetros.

Dennis, de 28 años, se mostró intratable en el corto recorrido que nacía junto al Centro Pompidou y desembocaba en la calle Larios, en pleno corazón de la capital de la Costa del Sol.

El ciclista de Adelaida marcó en la meta un registro de 9.39 minutos, a una media de 49,741 kms/hora, superando en 6 segundos al polaco Michal Kwiatkowski (Sky) y al campeón de Europa de la especialidad, el belga Victor Campenaerts (Lotto Soudal).

Entre los nombres de los favoritos no hubo grandes diferencias. Tan solo desentonó el australiano Richie Porte (BMC), aún convaleciente de sus problemas estomacales, se dejó 51 segundos. Alejandro Valverde aguantó el ritmo a 24, Quintana y Zakarin a 30, Nibali y Pinot a 40 y David de la Cruz a 45.

Un estreno sin sorpresas a pesar de que Kwiatkowski deslumbró con una gran contrarreloj. Pero Dennis, un exrecordman mundial de la hora, no perdonó la ocasión de volverse a vestir de rojo un año después, como hizo en Nimes con el triunfo colectivo del BMC.

También te puede interesar: Revelan por qué Cristiano se entrena a las 2:00 am

El campeón de Australia cumplió su primer objetivo en la Vuelta, ahora le resta repetir en la crono larga de la tercera semana Torrelavega. Esta temporada le está sonriendo al ciclista “aussie”. Dennisse ha impuesto ya en 5 cronos, entre ellas las de Abu Dabi, Tirreno Adriático, Giro de Italia y ahora cierra el círculo de las tres grandes con su exhibición en Málaga.

Dennis apareció por la floreada y atestada calle Larios como un cohete. Agarrado a su bicicleta como una sola pieza, veía el maillot rojo a su alcance y se vino arriba en plena calle comercial malagueña. Un puñado de segundos por encima de Kwiatkowski fueron suficientes para lograr el objetivo. El maillot rojo acabó en sus espaldas, como hace un año.

elsiglo

Loading...