Vendedores acatarán lista de precios mientras proveedores no aumenten

Loading...

Luego de que saliera a la luz pública la lista de precios acordada de 25 productos de primera necesidad, que comprenden la cesta básica, rubros como pollo, carne y queso han comenzado a regularizar las ventas.

También te puede interesar: Irregular el servicio de aseo en Montaña Fresca

precios
El precio del pollo entero se mantiene en Bs.S 78

En ese sentido, en el Mercado Periférico de Caña de Azúcar, los comerciantes que se encargan del expendio de esos productos refrigerados comentaron a la prensa que los precios que fueron acordados con el Gobierno Nacional se mantendrán dependiendo de los precios que se manejen a nivel de distribuidores.

A la entrada del mercado, fue muy evidente la gran cantidad de personas que se movilizaban en el sitio, con la intención de adquirir comida y otros productos. En uno de esos comercios, Yersael Ponzo conversó con el equipo reporteril de diario elsiglo, a quienes les explicó que aunque siguen a la espera del precio acordado del queso, “estamos vendiendo puro queso llanero a 130”.

De esa manera, Ponzo declaró que mientras no reciban información del precio de ese producto lácteo, seguirán vendiendo al precio que ya fijaron, al menos que los proveedores aumenten la mercancía, porque “eso más que todo es por cuestión de los caveros, si ellos aumentan, nosotros tenemos que aumentar”.

Lo más resaltante de lo expresado por Ponzo fue el momento en que aseguró que si en la lista bajan los precios de ese rubro, pues ellos tendrán que bajarlo también; por esa razón fue preguntado sobre el margen de ganancia y el pago de la nómina, tomando en cuenta el reciente aumento salarial, a lo que respondió, “es que a nosotros sí nos da la base, así bajen los precios del queso, a nosotros nos pueden seguir pagando igual”.

Esta afirmación de Yersael Ponzo fue totalmente desvirtuada por Jhonny Jardín, encargado de otro de los establecimientos de expendio de queso, quien enfáticamente contestó, “la preocupación de todos los comerciantes es cómo vamos a pagar la nómina después del subsidio del Gobierno, porque si regulan los precios, desaparecen los productos; las regulaciones nunca sirven”.

Sobre la existencia y precio de la mercancía, Jardín recalcó, “tenemos solamente queso llanero porque los demás son muy caros y no hay ‘real’ para tanto”, así que en ese establecimiento el precio sigue siendo de Bs.S 130; aunque él mismo confesó que hace una semana atrás lo tenía más económico porque los caveros le llevaron buen precio.

“Yo la semana pasada vendí queso a ocho millones quinientos, ahora esta semana lo compré más caro de lo que vendí la semana pasada. Por eso lo tengo ahora en 130”, detalló Jardín.

En cuanto a la esperada lista en la que aparezca el precio del queso, Jardín destacó que él quisiera dejar los precios congelados, con la idea de contribuir a estabilizar la economía del país, sin embargo, precisó que eso depende del precio al que se lo venda el mayorista, “si tenemos precios regulados, nosotros nos amoldamos a la lista, sino no, es imposible”.

No sólo es el queso uno de los rubros que las personas adquieren con frecuencia, también es necesario el consumo de pollo y carne, sin embargo, estos productos ya tienen un precio estipulado según la lista acordada.

En Bs.S 90 se ubicó la carne, mientras que el pollo entero se estipuló en Bs.S 78, precios que son los que se pueden observar en todo el Mercado Periférico, es por eso que varios vendedores se encargaron de dar sus declaraciones al respecto, compartiendo la incertidumbre en común sobre lo que ocurrirá luego de los tres meses cruciales.

Oscar Africano, encargado de un establecimiento de pollo, comentó que en vista de la situación de aumento y regulación de precios, ellos se vieron en la necesidad de ceñirse a los precios acordados.

En cuanto a un posible incremento de los precios, Africano relató la misma historia que los vendedores de queso, cuando afirmaban que “hay que esperar el precio que traigan los caveros”, pues de lo contrario estarían dando respuestas en vano.

Tomando en cuenta esos precios, Africano comentó que en días anteriores la venta estuvo bastante “floja”, sin embargo, se han recuperado, y tras haber estabilizado el precio del pollo, las ventas se han incrementado gradualmente.

Por su parte, Flor Delgado, quien atendía diligentemente un local de venta de carne, explicó que ellos también se ciñeron al precio estipulado de la carne de res, quedando en Bs.S 90, porque de lo contrario “me meten presa, y yo no puedo caer presa, yo tengo niños pequeños”, narró Delgado, considerablemente asustada.

Asimismo, aclaró que la costilla ronda los Bs.S 75, mientras que los tipos de carne que rondan los Bs.S 90 son: molida, de guisar y de mechar. Con esos precios, Delgado no dudó en comentar que días antes de la reconversión las ventas se dispararon, pues probablemente las personas tenían miedo de lo que pudiera pasar, mientras que esta semana se han normalizado.

Sobre lo que puede pasar posterior a los “tres meses cruciales”, Flor Delgado expresó que se siente bastante preocupada, “porque hoy pasa una cosa y mañana pasa otra, entonces uno no sabe lo que pueda pasar realmente”.

 

ANDRESSA GARCÍA | elsiglo
fotos | RAFAEL SALGUERO

Loading...