Italia exige respuesta a la Unión Europea sobre la migración

Loading...

“La Unión Europea surgió en torno a principios como la solidaridad, pero si no es capaz de distribuir a 170 personas en su territorio, entonces tiene graves problemas con sus principios”, dijo Di Maio.

“Siguiendo la línea dura voy a hacer otra propuesta (…). Si la UE se obstina en su línea y no decide nada mañana sobre la distribución de los emigrantes que se encuentran en la patrullera Diciotti, el M5E no estará más dispuesto a dar los 20.000 millones de euros que cada año Italia aporta a los presupuestos de la UE”, amenazó Di Maio.

La mayor parte de los presupuestos de la UE provienen directamente de los Estados miembros y cada país participa según su riqueza y recibe en cambio una parte.

Italia es el tercer contribuyente neto (después de Alemania y Francia) y aporta más de lo que recibe: casi 20.000 millones de euros frente a 14.000 millones a cambio.

La diferencia se debe más a un problema de Italia que no logra acceder a más fondos, según explicaron fuentes locales.

El nuevo caso de los migrantes será abordado este viernes en una reunión en Bruselas a nivel de altos funcionarios de la UE para buscar una solución.

La presión del gobierno italiano se produce tras la nueva negativa del ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, líder de la derechista Liga, de autorizar el desembarco de unos 150 migrantes, la mayoría provenientes de Eritrea, que se encuentran a bordo de la patrullera Diciotti.

“La Europa unida surgió en torno a principios como la solidaridad, pero si no es capaz de distribuir a 170 personas en su territorio, entonces tiene graves problemas con sus principios”, comentó Di Maio.

Los inmigrantes fueron rescatados el jueves pasado y tras varios días a la deriva Italia autorizó que el barco atracara en Catania pero sin permitir el desembarco.

Por presiones del fiscal local y la asociación de jueces de menores, Salvini autorizó que desembarcaran 27 menores, los cuales fueron trasladados a diferentes centros de acogida.

“Nadie va a pisar suelo italiano sin un permiso”, reiteró el jueves Salvini, tras advertir que Italia no se convertiría en el “campo de refugiados” de Europa.

En el poder desde hace tres meses, el nuevo gobierno de Italia, una coalición entre la Liga y M5E, presiona a la UE para que gestione la llegada de los migrantes al viejo continente y exige que sean repartidos entre los varios países.

Roma impide también el acceso a los puertos italianos de los barcos de las ONG y asociaciones humanitarias que rescatan migrantes en el Mediterráneo.

En julio, 450 migrantes permanecieron tres días bloqueados en la patrullera Diciotti hasta que otros estados europeos aceptaron recibir a parte de ellos.
Fuente: Globovisión
Loading...