Hans Steininger, el hombre que murió por tener la barba más larga del mundo

La historia de Hans Steininger se remonta al siglo XVI. Este hombre nacido en una pequeña ciudad fronteriza entre Austria y Alemania llamada Braunau am Inn (donde nacería Hitler cientos de años después), Hans era conocido por tener la barba más larga nunca antes vista.

La barba ha marcado tendencia a lo largo de la historia, en la actualidad, se cree que los hombres “barbudos” denotan mayor masculinidad y resultan más atractivos para las mujeres. Sin embargo, a Han Steininger le causó la muerte.

Hans portaba una barba de aproximadamente 2 metros de largo, su longitud era tal que si no la enrollaba se arrastraba por el suelo. Por lo que Hans solía tenerla enrollada para luego “guardarla” en el bolsillo de su camisa.

La razón por la que Hans logro tener una barba tan larga se debe a que no se la cortaba, de hecho, rumores de la época señalan que solo llegó a recortarla 6 veces en su vida.

Ahora bien, Hans no era conocido únicamente por su larga barba, sino que también desempeñaba el cargo de Alcalde de Braunau am Inn, que además logró repetir unas 6 veces.

Sin embargo, la barba de Hans sería responsable de su muerte. Una noche de septiembre de 1567, un gran incendio afectaría a la ciudad, lo que generó un pánico en la mayoría de sus habitantes que huían del lugar.

Hans no sería la excepción, y debido a la emergencia que ocurría, no le dio tiempo de enrollar su barba para guardarla en el bolsillo, por lo que empezó a huir con su barba echada para su hombro.

También te puede interesar:¿Qué pasa si te tragas el chicle? Conoce la verdad sobre este mito

Pero esto no sería suficiente, y mientras Hans corría por unas escaleras, pasaría y se tropezaría con su propia barba, provocándole una caída que doblaría su cuello y acabaría con su vida.

El legado de Hans no pasaría desapercibido en su ciudad, por ser su alcalde y además el hombre con la barba más larga del mundo… En las afueras de la iglesia San Esteban de la ciudad, se construiría la tumba de Hans, con una gran escultura que retrata su físico y gran barba.

Igualmente, antes de ser enterrado, se le cortaría su barba para luego ser expuesta en el museo histórico local, donde tratarían químicamente la barba de Hans para evitar su degradación, razón por la que la han mantenido por 451 años.

Fuente: culturizando

Loading...