Cae la cifra de desempleo en P.Rico y se ubica en 9,1 % en julio

Loading...

La cifra de empleados en Puerto Rico se situó en julio en 1.004.000 personas, lo que cumple el objetivo establecido por el Gobierno, en medio de la crisis financiera que afecta a la isla, afirmó hoy el gobernador Ricardo Rosselló al referirse a la caída del desempleo, que se ubicó en 9,1 %.

También te puede interesar: Turquía sigue desafiando a Estados Unidos y cae la lira turca

cifras
Imagen referencial

El jefe del Ejecutivo señaló que se trata de una noticia que confirma que “la economía va en la dirección correcta”, lo que queda confirmado con la caída, otro mes más, del desempleo, que en julio se situó en el 9,1 %.

“La cifra de empleados es histórica, aunque lo tomamos con cautela”, apuntó Rosselló, tras destacar que la participación (población activa) se situó en el 41 % durante julio.

Rosselló resaltó que si la tasa de participación se compara con julio de 2017 subió un 1,4 %, un dato positivo que como aclaró no significa que no haya que continuar trabajando en la dirección de mejorar los datos de la economía de la isla.

El gobernador sostuvo que aunque las noticias son positivas con relación a la participación laboral, el porcentaje deseado es superar la barrera histórica del 50 % durante la actual legislatura, algo que como recordó nunca se ha conseguido.

Destacó que en Estados Unidos aproximadamente dos personas trabajan por una que no lo hace, mientras que en Puerto Rico es lo contrario, una tendencia histórica indicó que debe cambiar y está convencido que se hará ahora.

Rosselló dijo que el objetivo más inmediato ahora es el 45 % de tasa de participación, aunque no dio fecha para llegar a ese porcentaje.

Los datos hoy difundidos establecen que el empleo total para julio reflejó un aumento de 23.000 personas, la cifra más alta desde febrero de 2013.

El secretario del Departamento del Trabajo, Carlos Saavedra, dijo que a la mejora contribuyeron varios factores, incluidas las ayudas federales llegadas tras los huracanes.

Puerto Rico se declaró en 2016 incapaz de pagar una gigantesca deuda y ante las amenazas de los acreedores de juicios interminables y el riesgo de cerrar las operaciones gubernamentales por falta de liquidez solicitó la colaboración de Estados Unidos, del que es un Estado Libre Asociado.

La junta de Supervisión Fiscal (JSF) fue establecida, precisamente, por EE.UU. para atender la grave crisis financiera de la isla, a la que se sumó la devastación causada en septiembre pasado por el huracán María.

Fuente: EFE

Loading...